Crisis del coronavirus

La Comunidad de Madrid avanza a la fase 1 tras el bloqueo del Gobierno durante 15 días

El Ministerio de Sanidad autoriza finalmente que la Comunidad de Madrid acceda el próximo lunes a la fase 1 del plan de desconfinamiento, lo que permitirá, por ejemplo, la apertura de terrazas y establecimientos hosteleros, a la mitad de su capacidad, o las reuniones de hasta 10 personas en domicilios. El ministro Salvador Illa ha trasladado la decisión al consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en una breve conversación telefónica. También Barcelona y Castilla y León avanzarán de fase.

Las sensaciones ya eran buenas tras la reunión mantenida el jueves entre Illa y el titular de Sanidad madrileño, a quien felicitó por los avances realizados en la última semana. En la Comisión de Sanidad celebrada en el Congreso, Illa ya consideró que «en los próximos días» toda España estaría en la fase 1 o superior.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Salvador Illa ha valorado que Madrid «cumple los requisitos técnicos» para avanzar en el plan de desescalada y se ha defendido de las críticas asegurando que «no hay ninguna razón más que técnica» en las decisiones.

El cambio de fase ha provocado semanas de enfrentamientos entre el Gobierno madrileño y el Ejecutivo central.

El miércoles, Ayuso presentó un recurso ante el Tribunal Supremo al enteder que no existe un «criterio uniforme» por parte de Sanidad para avanzar en la desescalada. La Comunidad alega que, en el primer rechazo, no existía informe justificativo, y en el segundo, la pasada semana, «datos objetivos» lo que, en su consideración, «no muestra una aplicacion homogénea de los indicadores» recogidos en el Plan para la Transición diseñado por el Gobierno. Hay que recordar además que el documento por el que se rechazó el cambio de fase se filtró a la prensa antes de comunicárselo al responsable de Sanidad madrileño.

El Gobierno regional defiende desde hace semanas que la Comunidad cumple con los criterios. En este contexto, destacan el refuerzo en la capacidad diagnóstica, con 15.000 pruebas PCR al día, que podrían ser ampliadas. Además, señalan la fortaleza de la capacidad asistencial, la preparación en caso de posibles rebrotes, y la puesta a punto de la red de seguimiento y vigilancia de casos sospechosos. Asimismo, la Comunidad renovará automáticamente los contratos de 10.000 profesionales y contará con otros 400 rastreadores para la estrategia de seguimiento. También se destaca el «plan de elasticidad» de los hospitales, que permitiría ampliar su capacidad de camas para una segunda oleada.

El pasado viernes, Sanidad ya reconoció el esfuerzo de la Comunidad para reforzar su sistema de detección, control y valoración de nuevos casos. Sin embargo, el portavoz técnico Fernando Simón introdujo un nuevo criterio: atribuyó el rechazo a que «Madrid tiene unas condiciones de movilidad y unas características como nexo de comunicaciones con prácticamente toda España y gran parte de Europa que le ponen en una situación particular». Simón consideró que «por prudencia» la región tenía que mantenerse en la fase 0, que fue aliviada con ciertas medidas.

Sanidad, no obstante, no parece dispuesta a autorizar un avance inmediato a la fase 2, como se plantea ya entre las autoridades madrileñas. Este viernes, Illa apostó por esperar los «14 días que habíamos indicado para pasar de fase».

En fase 2 se encontrarán, a partir del lunes, seis provincias de Andalucía, parte de Castilla-La Mancha, Galicia, Baleares, Canarias, País Vasco, Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja, Aragón, Extremadura, Murcia, Ceuta y Melilla y tres zonas de Cataluña.

En fase 1

Se permite el desplazamiento dentro de la unidad territorial en la que se resida, incluido pernoctar en segundas residencias.

Se podrá viajar juntos en el mismo vehículo en el caso de las personas que hayan convivido, sin mascarilla.

Se permite la apertura de las terrazas de bares y restaurantes, con limitaciones de aforo.

Asimismo, están autorizadas las reuniones de grupos de hasta 10 personas en viviendas.

Los centros deportivos podrán abrir para actividades individuales.

También se autoriza la apertura de hoteles y casas rurales, aunque sin acceso a zonas comunes.

Los actos culturales podrán tener un aforo de 30 personas en lugares cerrados y menos de 200 al aire libre.

Se permite la caza y la pesca deportiva.

Parques y playas podrán abrir para pasear.

Lo último en España

Últimas noticias