El colectivo neonazi ‘Hogar Social Madrid’ se queda sin sede al ser ‘desokupados’ del antiguo edificio del NO-DO

El colectivo neonazi ‘Hogar Social Madrid’ se queda sin sede al ser ‘desokupados’ del antiguo edificio del NO-DO
Un furgón de la Policía Nacional. (Foto: EFE)

Los ‘okupas’ del colectivo neonazi Hogar Social Ramiro Ledesma han sido desalojados este miércoles del antiguo edificio del NO-DO, en la calle Velázquez de Madrid, en el que se habían instalado a principios de octubre, según ha informado la Delegación del Gobierno.

El desalojo, realizado por orden del juzgado instrucción número 22, ha comenzado a las 6:15 horas y ha concluido sin incidentes y de manera rápida. Las Unidades de Intervención Policial (UIP, antidisturbios) han tenido que abrir la puerta con una cizaña y han identificado a las 18 personas que estaban en el interior. Los efectivos continúan en el edificio a la espera de que lleguen albañiles para tapiar el acceso.

Este colectivo de ultraderecha, fundado a mediados del 2014, seguía una filosofía basada en la ayuda exclusiva a nacionales. de manera voluntaria se dedicaban a recoger alimentos y a repartirlos entre los necesitados, pero solo a los españoles.

Entre sus actuaciones más conocidas se encuentran las dos manifestaciones que organizaron en el centro de Madrid. Ambas plagadas de activistas neonazis y que tuvo que contar con gran presencia policial debido al carácter violento de algunos de los participantes. Como era de esperar, ninguna de las manifestaciones terminaron sin altercados.

Keep calm

Una foto publicada por Meli Ruiz (@melisadruiz) el

Además, tras los atentados del Estado Islámico en Bruselas el pasado mes de marzo, integrantes de este colectivo de extrema derecha protagonizaron un altercado en la madrileña mezquita que se encuentra al borde de la M-30. Lanzaron bengalas y grabaron un vídeo en el que dejaban manifiesta su inconformidad con la presencia de la mezquita en la capital española.

Su mayor referente ideológico es Ramiro Ledesma Ramos, el considerado como fundador del nacionalsindicalismo en España. Ledesma Ramos fue uno de los impulsores de las Juntas de Ofensiva Nacional -Sindicalista (JONS), movimiento político que posteriormente se fusionaría con Falange Española, resultando el partido fascista FE de las JONS.

A pesar de que la etiqueta de neonazi les sea difícil de despegar, se definen a sí mismos como "social-patriotas". En una entrevista en un medio de comunicación mayoritario, Melisa D. Ruiz, la cara visible del colectivo extremista, intentaba blanquear la imagen de la organización con bonitas palabras. Pero los entrevistadores la dejaban al descubierto cuando esta joven de 27 años no les permitía comprobar que "no tenía una esvástica" tatuada en el tobillo. Melisa demostraba su apoyo al Hogar Social la mañana del desalojo en su cuenta oficial de twitter.

Ellos niegan el adjetivo de neonazis, dicen no comulgar con la dictadura franquista y se definen como "social-patriotas". Pero sus actos, sus ideales, sus aspiraciones y, sobre todo, la mayoría de sus integrantes hacen que sea difícil creerles. Otro de sus referentes es CasaPound, el colectivo italiano que surgió a finales de los 80 y proporcionaba techo y asistencia social a familias italianas desfavorecidas.

Lo último en España