Sin miedo y a cara descubierta

La mujer de 67 años agredida por un separatista: “No puedo mover el brazo pero volveré a quitar lazos”

(Entrevista: Raquel Tejero / Edición: Lidia Rodríguez)
Comentar

Carmen fue agredida durante la noche del sábado cuando se disponía a retirar lazos amarillos de la vía pública en un barrio de Barcelona. “Me llevé la peor parte y eso que soy la más mayor”, reconoce la agredida de 67 años en la entrevista concedida a OKDIARIO. Lo hace con valentía, a cara descubierta porque dice no tener miedo a descubrir su identidad. Pese a que fue arrojada al suelo tres veces, la mujer asegura que aunque no puede “mover el brazo”, volverá a “limpiar las calles de Cataluña de lazos amarillos”.

“Estábamos quitando lazos amarillos y vinieron dos hombres y nos increparon”, asegura. Los independentistas desaparecieron y fue en ese momento cuando llamaron a los Mossos d’Esquadra. Tras avisarles de lo ocurrido, los policías catalanes tomaron nota y prosiguieron su marcha. “Dos minutos después salió un señor a por nosotros. Intentaba pararlo para que no fuese a por ellos”, cuenta recordando que el agresor le “cogió del brazo, empujó y me tiró al suelo hasta tres veces”.

“Me cogió del brazo, empujó y me tiró hasta tres veces al suelo”

Carmen pertenece a una de las ‘brigadas de limpieza’ que retiran propaganda separatista: “Nosotros estamos limpiando Cataluña de toda estar porquería”, asevera. “Los independentistas usan las grúas de los ayuntamientos para colgar cosas de las farolas y nosotros tenemos que salir por la noche y siempre pensando que nos puedes pasar esto”, se queja.

Tras la agresión, la mujer ha tenido que acudir en dos ocasiones  a urgencias: la primera tras la disputa y la segunda, por sufrir fuertes dolores. “Me di un golpe en la ceja, tengo el brazo y la rodilla muy fastidiados, y cuando me visto veo las estrellas“, asegura.

“Cuando salimos a limpiar salimos pensando en que esto va a pasar porque  no es la primera vez”, afirma contando que en otra ocasión le amenazaron con que le “iban a reventar la cabeza”.

“También me han amenazado con reventarme la cabeza”

“Cada día hay más españoles que dan la cara y no tienen miedo a decir que son españoles”, reivindica la agredida.

“El Gobierno ha cedido demasiado”

Carmen culpa al Gobierno actual y a los anteriores de haber “cedido ante el independentismo”. “No es normal que tenemos que estar recogiendo firmas para que se den clases de español en las escuelas”, se queja. “Aquí en Cataluña no hay presos políticos, hay golpistas y están libres”, añade.

“No hay presos políticos, hay golpistas”

Además, critica la suave aplicación del 155: “Le pido al Gobierno de España que si no intervienen la autonomía, que lo hagan con la sanidad y la educación“,  “No quiero que mis nietos cuando se reúnan con los que tengo en Andalucía, cuenten una Historia distinta a ellos”, se queja.

Últimas noticias