Cataluña

Implícita apología de la violencia machista en Barcelona

La cabalgata de Colau tuvo un hombre que ‘domaba’ a latigazos a una mujer vestida de leona

La cabalgata de Barcelona dejó una de las escenas más llamativas de una jornada en la que, en ocasiones, los niños se convierten en víctimas de los estrafalarios espectáculos orquestados por las mentes de los artistas que los políticos contratan para crear los espectáculos. En la cabalgata patrocinada por Ada Colau los más pequeños vieron en primera fila cómo un domador le propinaba latigazos a una chica que simulaba ser una leona por el color de su disfraz.

El Ayuntamiento que dirige la reconocida feminista Ada Colau, que siempre ha presumido de ser una férrea defensora de los animales, dejó a un lado estas convicciones para aprobar el peculiar y ofensivo espectáculo que preparó el Circo Raluy en una de las carrozas de la cavalcada de Barcelona. Entre otras ‘atracciones visuales’ a bordo de la carroza de esta entidad participante en la celebración, el machismo y el maltrato a los animales se combinaron en la escena que dos personas protagonizaron.

Un domador ataviado con las vestimentas típicas y clásicas de la figura a la que representaba manejaba un látigo de varios metros. El domador movía el látigo, simulando golpear con él a una chica que estaba de pie varios metros delante de él. Esta chica, con la cara y el pelo a la vista de todos los niños que asistían a la cabalgata, llevaba una vestimenta con todos anaranjados, simulando ser una leona que era ‘domada’ por el hombre.

Barcelona prohíbe el maltrato animal

Más allá del machismo y la promoción del maltrato animal que desprendía este espectáculo, llama aún más la atención que fuera permitido y promovido en una ciudad como Barcelona, en la que están expresamente prohibidos los espectáculos con animales salvajes en el circo mediante una Ley de Protección de Animales.

“Tenemos un problema enquistado y estructural, y se llama machismo” aseguraba la alcaldesa Colau recientemente, mientras permite y promueve este tipo de espectáculos públicos en Barcelona.

Estas imágenes pudieron, además, verse por televisión en la desconexión catalana del primer canal de RTVE. Los comentaristas comentaron en la transmisión “qué bonito es ver a un domador en la cabalgata. Hay que fomentar la cultura”, sin hacer mayor referencia a los latigazos a la chica disfrazada de leona.