Carmen Calvo presiona a la Iglesia con la tramitación de los bienes inmuebles

Carmen Calvo
Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. (EP)

La vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo ha hecho este viernes un resumen de la reunión que mantuvo con el cardenal Pietro Parolin en la Santa Sede. La ministra ha indicado que en un encuentro cordial y constructivo le trasladó al secretario de Estado su “preocupación para encontrar una salida que permita a la Iglesia católica tributar en las condiciones en las que la Iglesia tributa en otros estados europeos”, como el italiano.

Calvo ha manifestado que España “necesita el ingreso de recursos sobre actividades no gravadas hasta ahora” por parte de la Iglesia y por ello también le trasladó “la necesidad de poner mirada de estudio sobre las inmatriculaciones de la Iglesia católica a partir de la vía que abrió el gobierno de Aznar”. En ambos casos la ministra ha asegurado que el criterio que se estableció fue el de “espetar los espacios dedicados al culto o a la religión pero no en los espacios en los que la Iglesia tiene que ayudar a la igualdad de derechos”, ha apuntado.

“Los restos de Franco salen del Valle de los Caídos”

Asimismo Calvo ha transmitido las conclusiones que se extrajeron sobre la exhumación de los resto de Francisco Franco. “La Iglesia no se opondrá a la exhumación de Franco. Los restos de Franco salen del Valle de los Caídos”, ha especificado.

La vicepresidenta ha reconocido que en este caso el procedimiento abierto afecta al ámbito de lo público pero también al ámbito privado, al de la familia. En ese ámbito “el Gobierno entiende que siguiendo nuestra normativa, la Ley de la Memoria Histórica, lo que nos preocupa las razones de orden público”. Calvo se ha referido a los boatos que pueda recibir el Generalísimo una vez sus restos sean trasladados, en este caso, a La Almudena, como ha planteado la familia de Franco. La negativa ha sido rotunda. “Bajo ningún concepto deben estar en un lugar que puedan ser homenaje o culto. El objetivo es sacar a Franco de un lugar de estado y de enaltecimiento”.

En cuanto a la solución que el Ejecutivo de Sánchez propone, Calvo se ha limitado a decir: “estamos en las vías de encontrar salidas”.

“Queremos que los restos de Franco estén en un lugar decoroso, en un espacio privado donde no pueda ser enaltecido”, ha indicado a preguntas de los periodistas. Como ejemplo, la ministra ha puesto de solución la parroquia de Santa María la Real de La Almudena.

Últimas noticias