Crisis del coronavirus

Bildu exige que se imponga un impuesto ‘revolucionario’ a las empresas que sobrevivan al coronavirus

Los proetarras han pedido una tasa especial por la enfermedad para las compañías que tengan determinados beneficios este año

Última hora del coronavirus en España en directo

Arnaldo Otegi
El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi. (Foto: Europa Press)

Si el PSOE no baja los impuestos a las empresas españolas, Bildu ha ido más allá: quiere estrangular fiscalmente a las compañías que sobrevivan a la crisis económica provocada por el coronavirus. Los proetarras han pedido en el Parlamento de Navarra la creación de un impuesto especial por la enfermedad con el propósito de cobrárselo a «las empresas que hayan obtenido durante el presente ejercicio unos beneficios contables superiores al 10% respecto de los del ejercicio de 2019».

El grupo de EH Bildu en el Parlamento de Navarra ha registrado 31 enmiendas a los dos proyectos de ley presentados por sus aliados del Gobierno de Navarra. Los dos proyectos se supone que se centran en mitigar el impacto del coronavirus en la sociedad y en la economía.

Pero una de esas enmiendas, no sólo no plantea rebajas de impuestos, sino que se inventa un nuevo cobro a las empresas. La «enmienda que presenta el Grupo Parlamentario EH Bildu-Nafarroa al Proyecto de Ley Foral por el que se aprueban medidas urgentes para responder al impacto generado por la crisis sanitaria del coronavirus- (Covid-19) (10-20/Ley-0004)» se presenta como «enmienda de adición de una nueva Disposición Adicional».

En su texto señala que «el Gobierno analizará y estudiará, mientras dure la crisis sanitaria del Covid-19, la influencia que la misma haya tenido en aquellos sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades que han sido favorecidos por esa situación, debiendo de remitir antes del 31 de diciembre de 2020 una propuesta de modificaciones fiscales para que las empresas que hayan obtenido durante el presente ejercicio unos beneficios contables superiores al 10% respecto de los del ejercicio de 2019 hagan una aportación extraordinaria a la Hacienda Pública de Navarra en la liquidación del Impuesto de Sociedades». Es decir, un impuesto adicional por haber capeado con éxito la crisis.

EH Bildu explica su «motivación»: «Del mismo modo que defendemos que el tejido empresarial y el sector de autó[email protected] de Navarra que sufra la incidencia de la crisis sanitaria con consecuencias económicas y laborales para ella, deba de ser objeto de distintas ayudas impulsadas por distintas administraciones según sus competencias consideramos que va a haber una serie de sociedades mercantiles y otros sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades que se van a ver beneficiados por aquella».

Con ese planteamiento, los proetarras plantean que «a este grupo de empresas creemos que habría que exigirles una aportación extraordinaria (a estudiar la cuantía y forma de determinación) a la Hacienda de Navarra para beneficio de toda la sociedad, teniendo en cuenta los gastos extraordinarios que esta va a tener que afrontar durante la crisis y la merma de ingresos que se van a producir».

Traducido: que, en caso de que se confirme esa medida, en Navarra las empresas que se salven de la crisis del coronavirus, podrán enfrentarse a un segunda oleada: la de la voracidad de Bildu. Ya veremos si la propuesta pretenden extenderla los proetarras al resto de España por medio de su capacidad de presión en el Parlamento nacional y en el Gobierno de Pedro Sánchez.

Lo último en España

Últimas noticias