Biden ningunea a Sánchez y le deja fuera de la primera reunión de los aliados ante la crisis de Ucrania

Pedro Sánchez Ucrania
Pedro Sánchez, siguiendo la situación en Ucrania.

El presidente de EEUU, Joe Biden, mantendrá este lunes una reunión por videoconferencia con los líderes de Francia (Emmanuel Macron), Alemania (Olaf Sholz), Italia (Mario Draghi), Polonia (Andrzej Duda) y Reino Unido (Boris Johnson), además de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, sobre la crisis entre Rusia y Ucrania, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado. Al encuentro no ha sido invitado el presidente español, Pedro Sánchez, quien este fin de semana ya fue objeto de las mofas tras distribuir La Moncloa una serie de fotografías en las que se le venía en su despacho, con posados en plan seductor, «siguiendo muy de cerca la situación en Ucrania», según informó la Secretaría de Estado de Comunicación.

«Es el momento de la diplomacia. Apostamos por la unidad, la distensión, el diálogo y la solidaridad con los socios y aliados para resolver la crisis con Rusia», se añadía en el comunicado del Gobierno español. Los internautas no desaprovecharon la ocasión para mofarse de la propaganda gubernamental y algunos sacaron punta al hecho de que el líder socialista aparecía en una imagen escribiendo con un bolígrafo en la mano derecha y en otra instantánea, con la mano izquierda. Otros, incluso, recordaron la célebre escena del cómico Miguel Gila con la frase «¿está el enemigo?, ¡que se ponga!».

En estos días, Sánchez ha tratado de buscar protagonismo en la crisis entre Ucrania y Rusia, escenificando la disposición del Gobierno español a colaborar con sus socios en su intento por aparentar ser un líder internacional de primer nivel. Desde La Moncloa se ha ido informando puntualmente de los contactos de Sánchez, como este domingo, cuando destacó ante Von der Leyen «la importancia de la unidad de los 27» para la resolución del conflicto. El socialista también mantuvo una conversación telefónica con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, al que le transmitió su apuesta por el diálogo y su confianza en que la diplomacia «es el camino para la desescalada», según se informó desde la oficina de prensa.

Sin embargo, el comunicado de la Casa Blanca demuestra una vez más la irrelevancia de Sánchez en la escena internacional. El ninguneo de Joe Biden hacia el presidente español se ha convertido en habitual. De hecho, el pasado diciembre, el mandatario norteamericano tampoco le incluyó en su llamada a los líderes europeos tras una cumbre virtual con el ruso Vladimir Putin. Entonces, Biden charló con los mandatarios de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido para ponerles al corriente del contenido de las conversaciones con Putin, especialmente, en relación a Ucrania.

Hasta ahora, cabe recordar, el único encuentro entre Sánchez y Biden fue una brevísima conversación de pasillo -29 segundos- durante la celebración de la cumbre de la OTAN en Bruselas, en julio pasado.

En agosto, y tras sus sonoros fracasos por conseguir un encuentro con su homólogo norteamericano, Sánchez logró una conversación telefónica con motivo de la crisis en Afganistán. En la charla, de apenas 20 minutos, se acordó el uso de las bases militares de Morón y Rota para la acogida temporal de los afganos colaboradores de EEUU en tránsito hacia otros países.

La comunicación de Biden con sus aliados tendrá lugar desde la célebre Situation room de la Casa Blanca, un salón blindado en el que se discuten los temas relativos a la seguridad nacional de EEUU, entre ellos, la política internacional. Según el comunicado, el presidente norteamericano mantendrá con los líderes europeos una «conferencia segura».

Según ha informado CNN, la Casa Blanca se encuentra en la fase final de la designación de las unidades concretas que serían enviadas al este de Europa.

Por su parte, The New York Times ha informado de que Biden baraja el envío de entre 1.000 y 5.000 soldados, buques de guerra y aviones de combate a la zona, con la opción de multiplicar por diez esa cifra si la situación se complica, aunque en ningún caso se contemplaría el envío de tropas a Ucrania.

Lo último en España

Últimas noticias