4M / Las elecciones generales de Madrid

Moncloa aprieta el acelerador para subir Sucesiones en Madrid en enero de 2022

Ayuso Sánchez fondos europeos
Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

Moncloa se reunía este miércoles para sacar conclusiones tras el varapalo recibido por el PSOE en las elecciones del 4M y el brutal triunfo de Isabel Díaz Ayuso. Pero, lo cierto, es que el equipo de Pedro Sánchez, lejos de abrir el tiempo de las reflexiones, parece haber abierto el tiempo de la venganza. La primera orden ha sido la de acelerar la subida de impuestos dictada desde el Gobierno para zanjar la posibilidad de que la líder ‘popular’ y presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aplique nuevas rebajas de impuestos. El plan de Sánchez: evitar que el modelo Ayuso siga demostrando su eficacia y arrebatando votos a la izquierda.

El plan ya estaba en marcha, pese a que el frustrado aspirante a dirigir la Comunidad de Madrid Ángel Gabilondo no haya dejado de negarlo.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de hecho, dejó por mentiroso al candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid con el anuncio a mitad de abril de una fuerte subida de impuestos en Madrid.

Gabilondo afirmó el pasado 22 de marzo que no subiría los impuestos en Madrid: «En estos dos años no se tocará la fiscalidad». Y tres semanas después, la ministra tumbaba la propuesta de su propio candidato.
Es más, el propio Gabilondo firmó y registró en la Asamblea de Madrid todo un plan de subida de impuestos para los madrileños que incluía, incluso, el IRPF.

Subida de impuestos socialista

Ahora, no sólo se ha confirmado el plan de los socialistas de elevar los impuestos en Madrid, sino que pretenden hacerlo con urgencia para evitar la visualización del efecto del modelo Ayuso. De este modo, el Gobierno pretende tener el proyecto de subida de impuestos redactado a la vuelta del verano. Y la subida deberá afectar al Impuesto de Sociedades, Patrimonio y Sucesiones, un hachazo fiscal en toda regla que tiene como principal objetivo golpear Madrid. Los dos últimos impuestos mencionados, de hecho, son autonómicos.

La ministra de Hacienda, de hecho, espera que las subidas del Impuesto sobre Sociedades, Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, estos últimos tributos cedidos a las comunidades, puedan entrar en vigor el próximo ejercicio: el 1 de enero.

La presidenta de la Comunidad de Madrid tiene el propósito de comenzar su nueva legislatura el próximo 8 de junio, día en el que volverá a tomar posesión del cargo de forma oficial, y de hacerlo poniendo en marcha las medidas estrella que ha ido anunciando durante la campaña. Entre ellas, de forma muy especial, la rebaja de impuestos.

La primera medida, necesaria para achicar gasto superfluo, será la reducción de su Gobierno. Tras casi dos años de Ejecutivo de coalición con 13 Consejerías, Ayuso redujo su Gobierno en marzo cuando decidió romper con Ciudadanos y convocar elecciones. Una decisión que tiene previsto mantener y, en línea con una de las principales reclamaciones de Vox, que le prestará su apoyo en la investidura, suprimirá tres de ellas y reducirá a 10 el número de consejeros.

Reducción de impuestos de Ayuso

Acto seguido llegará la medida estrella de la presidenta madrileña: la reducción de impuestos. Díaz Ayuso ha anunciado este mismo miércoles, escasas horas después de su incuestionable triunfo electoral con 65 escaños, que su principal objetivo será tener «pronto» unos nuevos Presupuestos para la Comunidad de Madrid que incluyan la prometida rebaja del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Como ya avanzó que haría en septiembre del año pasado, Ayuso ha revalidado el compromiso de bajar medio punto el tipo de IRPF aplicable a todos los tramos autonómicos, lo que se traducirá en la mayor rebaja fiscal de la historia de la región y hará que los contribuyentes paguen hasta un 5,5% menos. Además, la presidenta, tal y como avanzó hace días, bajará el impuesto de Sucesiones y Donaciones entre hermanos, y entre tíos y sobrinos.

En primer lugar, se ampliará la bonificación entre hermanos, del actual 15% al 25%. Adicionalmente también se ampliará la bonificación entre tíos y sobrinos, del 10% al 20%. En total, esta medida supondrá un impacto de 11.000 beneficiarios que se ahorrarán 30 millones de euros. Respecto a las ayudas para hacer frente a las crisis derivada de la pandemia del Covid-19, el Consejo de Gobierno ya dio el pasado 28 de abril el visto bueno a la convocatoria de 900 millones de euros en ayudas a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y a los autónomos más castigados por esta situación.

Una cantidad en la que se incluyen 220 millones de euros con cargos a las arcas regionales además del resto que financie el Gobierno de la nación, de tal manera que queden compensados los sectores excluidos del reparto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Lo último en España

Últimas noticias