“En algunos casos de corrupción yo habría pedido más exigencia y más rapidez”

“En algunos casos de corrupción yo habría pedido más exigencia y más rapidez”

El vicesecretario sectorial del PP no tuerce el gesto y responde sin tapujos y con vehemencia a los asuntos relacionados con la corrupción en las filas populares. Asegura que quizás él habría sido más exigente y rápido en determinados casos pero, aunque acepta que quizás no hay uniformidad en el tono dentro del PP, sí hay unidad en el contenido y el mensaje: tolerancia cero.

P.- Usted dice que hay gente que está enfadada con el PP con razón… ¿Cuáles son los motivos por los que la gente está enfadada y ha dejado de votar a su partido?

R.- Yo esto lo digo porque hablo a diario con muchísimas personas del Partido Popular. La corrupción ha hecho un daño terrible. Pero quiero decir con la misma contundencia que el PP no es eso que vemos en los telediarios, no son esos casos de personas a las que se denuncia y a veces, además, tenemos la certeza porque así lo dicen los jueces, que han cometido delitos, delitos penales. El Partido Popular no es eso. Yo lo digo así, al PP que yo represento es el PP de la gente de a pie, que no tiene la oportunidad de estar en los medios de comunicación, que se creen el proyecto y tienen confianza en este partido, en sus proyectos. Y tienen confianza en la historia de lo que hemos demostrado en este país. Para mí eso es el Partido Popular.

A mí, los Bárcenas y todos éstos no me representan y, es más, yo no les represento a ellos. Por mí, como si se quedan por ahí… Ahora bien, tenemos que ser muy contundentes, muy claros. En dos palabras: tolerancia cero con la corrupción. Porque si no, no podemos ganar la credibilidad de esas personas que, con razón, miraron con recelo al PP por algunos casos de corrupción totalmente injustificados.

Por eso tenemos que explicarles que hemos hecho la reflexión, la autocrítica, hemos tomado medidas muy duras…

P.- ¿Por ejemplo?

R.- La primera, una persona que hace cuatro años se lo llevaba crudo podía ser detenido, juzgado e iba a la cárcel y al salir podía irse a su casa a disfrutar del dinero robado. El PP ha cambiado la ley y ahora, antes de salir de la cárcel, tiene que devolver el dinero. Es una condición indispensable.

Dos, antes los tesoreros de los partidos eran la última voz en el control de las cuentas públicas y los órganos de dirección no estaban en las cuentas. Ahora eso ha cambiado, el tesorero tiene que rendir cuentas a la dirección de su partido. En nuestro caso tiene que rendir cuentas ante gente como yo, Pablo Casado, Andrea Levy o María Dolores de Cospedal…

“A mí los Bárcenas y todos éstos no me representan y es más, yo no les represento a ellos”

P.- Eso, en cuanto a la prevención de casos de corrupción. Sin embargo, da la sensación de que en el PP existe una brecha generacional cuyos discursos son totalmente diferentes en cuanto a la corrupción…

R.- ¿Sabe de qué conozco yo a Bárcenas, a Rus, a Granados o a otros? [Hace un silencio] Los conozco igual que usted, del telediario. No los he visto en mi vida ni una sola vez… ni tengo ganas. Esto nos permite hablar con la contundencia de alguien a quien no conoces de nada, pero esto no significa que los que sí los conocen o con los que sí han tenido relación no sean igualmente contundentes. Yo quiero hablar bien de mis compañeros.

Una cosa es que no tengamos un discurso uniforme, que no tengamos las mismas palabras para explicar la tolerancia cero, porque hay siete millones de matices distintos en el PP, y otra cosa es que no haya unidad, especialmente después de lo que ha pasado en los últimos años. Yo he visto la reacción de mi partido… quizás en algunos casos, esto es debatible, yo habría pedido todavía más exigencias, más rapidez. Pero yo analizo los últimos casos, la gestora en Valencia, en Madrid, la dimisión del alcalde de Granada, la del ministro Soria y han sido inmediatas, no en poco tiempo, inmediatas. Esto marca también un antes y un después.

Siempre hay voces, que también hay que escucharlas que pueden pedir más contundencia y más rapidez, pero la autocrítica está hecha y el cambio de posición también.

P.- Permítame que insista en la pregunta anterior. Hubo un día en concreto en que se hizo palpable la diferencia de discurso y me refiero al día en que compareció Rita Barberá y usted, Pablo Casado y el presidente del Gobierno asistían al mismo acto. A la salida, usted y Casado tuvieron una respuesta dura y contundente, al contrario que Mariano Rajoy…

R.- Hay una idea que algunos amigos periodistas me han trasladado y que es una realidad objetiva: ‘la verdad no es sino lo que parece’ y por mucho que hablemos de lo que pasó aquel día la historia está escrita y está en la hemeroteca.

Pasado el tiempo, sí me gustaría explicar que lo que hubo fueron dos respuestas distintas a dos preguntas diferentes. Eso es lo que sucedió. E insisto, puede que no haya uniformidad en el lenguaje pero sí hay unidad. Si no fuera así, yo no lo defendería con esta vehemencia.

P.- ¿Cree que se ha sido contundente y rápido con el expediente de Valencia cuando lleva abierto dos meses y medio? ¿Y cree que está habiendo transparencia con respecto a ese expediente?

R.- Cuando un  partido político decide abrir un expediente informativo, para mí hacerlo con transparencia es decir quién lo abre, cuándo lo abre, a quién va a llamar y para qué es. Y cuando esté culminado, contar el resultado. Eso es lo que estamos haciendo y, por tanto, estamos siendo transparentes.

“Cifuentes está llevando a cabo un plan de transparencia y de gestión eficaz y honesta en la Comunidad de Madrid que no tiene precedentes”

P.- ¿Pero cree que ha sido rápido y contundente?

R.- En este expediente en concreto hay muchas personas que ni siquiera han prestado su primera declaración todavía y se trata de que pueden hacerlo. Mi compañero Fernando Martínez Maíllo –que, quiero decirlo, lo está haciendo muy bien– es el responsable de este asunto pero afortunadamente para él, le ha tocado además coordinar dos campañas electorales y, por tanto, debe dedicarse a más cosas. Pero no tengan ninguna duda de que este expediente se ha abierto para cerrarlo y se darán los resultados y las conclusiones.

P.- ¿Qué propuestas concretas plantearía usted para combatir la corrupción? Limitación de mandatos, aforamientos…

R.- Yo estoy de acuerdo en muchas de las cosas que ha propuesto Cristina Cifuentes porque además, no solamente las ha propuesto, las ha llevado a cabo. Hay un plan de transparencia y de gestión eficaz, de gestión honesta en la Comunidad de Madrid que no tiene precedentes, ni en el PP ni en ninguna otra comunidad. Quitar aforamientos me parece muy acertado. ¿Para qué tiene que tener aforamiento un señor que hace leyes pero que no está gestionando?

El valor de la política es decir y luego hacer. Cristina Cifuentes está siendo un gran referente y yo me siento muy identificado con ella.

Últimas noticias