Tras la destitución de Sánchez Mato

Ahora Madrid está roto: Carmena conserva 10 concejales afines y 9 están en contra

Ahora Madrid está roto: Carmena conserva 10 concejales afines y 9 están en contra
Fila superior: Barbero, Pérez, G. Morante, Maestre, S. Mato, Higueras, Murgui, Galcerán, Zapata, Valiente, Calvo. Segunda fila: Arce, Carmona, Soto, Carmena, Sabanés, Mayer, G. Lahoz, G. Castaño y Rodríguez.

El cese de Carlos Sánchez Mato ha provocado una gran grieta en Ahora Madrid, la más grave de toda la legislatura. Carmena tiene 19 concejales en su grupo municipal. Diez de ellos están a favor de la forma de decidir de la exjueza. Por el contrario, nueve tienen profundas discrepancias.

En el primer grupo está Podemos (Paco Pérez, Esther G. Morante, Rita Maestre, Esther G. Lahoz, Jorge García Castaño y José Manuel Calvo), independientes (Pablo Soto, Marta Higueras y Nacho Murgui) y Equo (Inés Sabanés, aunque algún dirigente ha firmado el manifiesto de los críticos).

En el bando de los díscolos está Madrid 129 (Javier Barbero, Celia Mayer y Guillermo Zapata) y Ganemos (Rommy Arce, Pablo Carmona, Monste Galcerán, Carlos Sánchez Mato, Mauricio Valiente y Yolanda Rodríguez), estos tres últimos también de Izquierda Unida.

La mayoría de Manuela Carmena en el grupo municipal pende de un solo concejal. Si un edil se desvincula de Podemos o independientes se inclina por el sector contrario, Carmena se encontraría 9 afines y 10 críticos. Movimientos de estas características se antojan difíciles a estas alturas de la legislatura. Las posiciones están ya muy sólidas. La última maniobra de este tipo fue la creación de Madrid 129. Dos concejales de Gobierno como Mayer y Barbero junto a Zapata rompieron con Ganemos y Podemos. Se negaron a donar parte de su sueldo al partido morado.

La gota que colmó el vaso

La gota que ha colmado el vaso ha sido la aprobación del Plan Económico Financiero (PEF). Seis concejales se han marchado del Pleno al votarlo. En otras ocasiones ya habían hecho lo mismo, sobre todo, en temas de urbanismo en manos de Podemos. Pero en este caso, al tratarse de una materia (Economía) en la que el edil responsable (Sánchez Mato) pertenece al ala radical, la situación ha sido insostenible.

El edil se alineaba este fin de semana a IU y pedía retrasar la votación para hacer una consulta a las bases. Carmena se ha negado: Ahora Madrid no depende de partidos políticos sino de vecinos elegidos en una candidatura vecinal. Sánchez Mato, imputado por encargar informes a dedo para denunciar el convenio del Open de Tenis, aceptaba el cese el domingo a última hora.

Una de las claves pasa por saber qué es Ahora Madrid y quién ha de decidir. Carmena lo tiene claro, no es ni siquiera el grupo municipal sino el Gobierno que integran la mitad de los concejales. Ahí la mayoría de la exjueza es más amplia. Todavía más con la salida de Sánchez Mato. Sin embargo, muchas votaciones clave son el Pleno donde participan los 20 incluyendo a Carmena.

Desde Ganemos exigen cumplir con el manifiesto fundador de AM. Establece la obligatoriedad de consultar a las bases. “Hay una cierta involución en lo que es Ahora Madrid”, señalan.

Ganemos explica que están de acuerdo con Carmena en que los partidos no tienen un papel importante y sí, las personas. Pero para ellos, esta base no es ni el Gobierno, ni el grupo municipal, sino todos los participantes en la elaboración del programa electoral y de las primarias. Llama la atención que el concejal de Participación no se una a los que pide una consulta a las bases ante un tema crítico.

Elecciones 2019

Como telón de fondo están las elecciones de 2019 para las que quedan 18 meses. Aunque lo niegan constantemente, todos, incluso los más cercanos en lo personal a Carmena (Montse Galcerán o Javier Barbero), están tomando posiciones. En este caso, quien no se mueva no sale en la foto.

Ganemos evita entusiasmarse con el frágil equilibro. Apuestan porque no es tiempo de “imponer unas voces sobre otras” sino de incluir a todas en un proceso “donde no sobra nadie”. De hecho, cargan contra Madrid 129 por amenazar con abandonar el Ayuntamiento en un comunicado pero votar a favor del PEF. "Aquí no va a dimitir nadie", asegura Rommy Arce, por el contrario, desde Ganemos.

Ganemos se niega a repetir en Ahora Madrid si se cruzan dos líneas rojas: el programa electoral colaborativo y las primarias sin el sistema Echenique, es decir, con el sistema Dowdall que prima a las minorías. Podemos apuesta por lo contrario, un sistema que posibilite que Carmena no tenga oposición interna. La batalla está servida.

Lo último en España