Acuerdo final JxCat-ERC: Turull presidente, Junqueras vicepresidente y 14 consellerías

Junts per Catalunya y ERC  ya han cerrado el acuerdo definitivo para la investidura de un nuevo president y la formación del Govern.

La estructura, como ya avanzó OKDIARIO, será muy similar a la de la República Francesa: Puigdemont ostentará desde Bélgica un cargo simbólico pero estará en sus manos el disolver el Parlament, dirigir la acción estratégica del Ejecutivo y elegir un jefe de Gobierno para que sea investido. Y esto es precisamente lo que hará la semana que viene, una vez que, en las próximas horas, se anuncie el acuerdo y él mismo sea restituido ‘legítimamente’ con un acto en Bruselas.

Puigdemont propondrá el nombre de Jordi Sánchez para la investidura como jefe del Govern. Sánchez tendrá que pedir permiso al juez Pablo Llarena para que le permita salir de prisión y ser investido. Si esa investidura no sale adelante, Puigdemont propondrá a Jordi Turull que, a priori, volverá a ocupar la consellería de Presidencia. La tercera opción seria Elsa Artadi, la única sin cargas judiciales a día de hoy, pero en el punto de mira de los investigadores. De esta forma, Puigdemont forzaría toda la maquinaria.

Las negociaciones se situaron este jueves en punto muerto, después de distintas filtraciones interesadas en el entorno de Esquerra, que generaron desconfianza en JXCat. Pero el tiempo se les echa encima, y no hay más minutos que perder en pequeñas discusiones, cuando los grandes temas -como el paso atrás de Puigdemont que OKDIARIO avanzó la semana pasada- ya están consolidados.

14 consellers

Con la intención de restituir al máximo el Govern anterior, el reparto de competencias será lo más similar al anterior Ejecutivo, a excepción de las cuestiones relacionadas con la comunicación, que estarán en manos de ERC. Así, los republicanos mantendrán la vicepresidencia y la consejería de Economía. Oriol Junqueras será vicepresidente con toda probabilidad, pero las funciones e incluso la posibilidad de asumir las carteras, dependerá en todo momento de su situación política y personal.

En Economía ERC situará al joven Pere Aragonès, número tres de este departamento en el anterior gobierno, y uno de los pocos que no está investigado en la causa del 1-O. Con ausencia de Junqueras, al menos de momento, Aragonès -que fue líder de las juventudes de Esquerra– se convertirá en el hombre fuerte de los republicanos en el Govern, ya que como también contó este periódico, es poco probable que Marta Rovira esté  en el nuevo Ejecutivo.

Los republicanos retendrán también las consellerías de Trabajo y Salud.  Dolors Bassa no tiene ganas de repetir. Toni Comín sí, pero está fugado en Bruselas. Su número dos, el ex socialista David Elvira -ahora máximo gestor del departamento con el 155- tiene todas las papeletas para sustituirlo.

Raul Romeva también estaría en el nuevo Ejecutivo a propuesta de Esquerra, pero se desconoce si lo hará como consejero de Exteriores, ya que no puede salir del territorio nacional por orden del juez Llarena, lo que limitaría muchísimo su acción.

Por parte de Junts per Catalunya repetirán en sus cargos Jordi Turull en la consejería de Presidencia -si no es nombrado jefe del ejecutivo después de Sánchez- y Josep Rull al frente de Territorio. La jefa de campaña de JXCat, Elsa Artadi, entraría a formar parte del nuevo Govern, como consejera de Empresas, recayendo también sobre ella las competencias sobre las llamadas ‘Embajadas catalanas’ en el exterior, algunas de las cuales se cerraron con la aplicación del 155. Ahí, coordinaría su reapertura y acción junto con Carles Puigdemont. La número cinco de la candidatura, Laura Borràs, sería la nueva consejera de Enseñanza y Cultura, que se unirían en un único departamento siguiendo el esquema del Gobierno de España. La coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, no descarta aún entrar en el Ejecutivo, aunque parece más encaminada a ser senadora por designación autonómica.

Lo último en España

Últimas noticias