Impuestos

Tremendo palo para los jubilados: pagarán este pastón en impuestos

Jubilados

Con el objetivo de que los jubilados no pierdan poder adquisitivo por la escalada de la inflación, las pensiones han quedado vinculadas al IPC, tal y como refleja el Real Decreto 1058/2022, de 27 de diciembre. Por lo tanto, todas las pensiones, tanto contributivas como no contributivas, suben un 8,5% este 2023, lo que supone 1.500 euros más al año para una prestación media.

Desde mediados de enero, los pensionistas están recibiendo las cartas del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones en la que informándoles de la revalorización de su pensión este año.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para los jubilados: esta cuantiosa subida también hará que aumente el IRPF, y los beneficios tendrán que abonarla como parte de la declaración correspondiente al ejercicio 2023.

El dineral que pagarán los jubilados en impuestos

Con la subida del 8,5%, la pensión máxima en España ya se sitúa por encima de los 42.000 euros brutos anuales. Por esta razón, el aumento del IRPF correspondiente al ejercicio 2023 será de aproximadamente 1.360 euros para aquellos jubilados que cobren la pensión máxima. Esto significa que apenas se quedarán un 5% de la subida del 8,5% después de pagar impuestos.

Por otro lado, la pensión media que cobran la gran mayoría de jubilados también ha mejorado de forma significativa. Este 2023, la pensión media ha ascendido hasta los 21.300 euros al año.

Aunque esto, en principio, es una buena noticia, los jubilados tendrán que prepararse para pagar más de impuestos cuando hagan la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2023.

El incremento del impuesto podría llegar a los 600 euros, y se prevé que pueda declararse por IRPF cerca de 2.650 euros. El tramo anterior a la pensión máxima sumará más de 1.000 euros por IRPF a su declaración de la renta.

Son cálculos realizados por el Consejo General de Economistas para ‘El Economista’. Por lo tanto, el gasto extraordinario por la subida de las pensiones volverá a las arcas públicas como impuesto sobre la renta.

Hay que tener en cuenta que a la hora de tributar en Hacienda, las pensiones, del mismo modo que los salarios, son consideradas rendimientos del trabajo.

Según explicaba al portal ’65yMás’ Arturo Jiménez, director del Gabinete de Estudios de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) «todo dependerá del tipo medio de gravamen que se aplique en sus respectivas declaraciones del IRPF. Con carácter general a ese incremento de renta se le aplicaría ese tipo medio y nos daría una aproximación del incremento de cuota».

 

Lo último en Economía

Últimas noticias