Telefónica

Telefónica genera un «paraguas social y digital» para los ciudadanos en los países en los que opera

Telefónica genera un «paraguas social y digital» para los ciudadanos en los países en los que opera
telefonica-lidera-ibex-interiorpsd

Con un impacto de 52.408 millones de euros en la creación de riqueza de los países donde opera, una cifra similar al PIB de un «pequeño y próspero» estado, los ciudadanos de Telefónica, «sus stakeholders», pueden desarrollar su actividad bajo un «sólido paraguas de protección social y progreso económico».

Desde Telefónica destacan la «resiliencia» que ha mostrado la compañía, sin importar que el origen o la causa de la crisis que azote a la sociedad sea financiera o sanitaria, cumpliendo con su propósito de hacer «un mundo más humano conectando la vida de las personas».

En el caso de Telefónica, la base para poder activar su potente motor social es una «sólida» cuenta de resultados. En 2019, la empresa obtuvo 48.422 millones de euros de ingresos y un beneficio neto de 1.142 millones de euros, gracias a sus 344,3 millones de accesos y a la mayor red de fibra óptica en Europa y Lationamérica.

El grupo español de telecomunicaciones opera, en la actualidad, en catorce países y ofrece servicios de telecomunicaciones en 170 países mediante acuerdos estratégicos.

Se estima que la actividad de Telefónica contribuye en un 0,5% a la riqueza total generada en el conjunto de países en los que tiene presencia, lo que supone una aportación de 3,4 euros por cada euro de resultado bruto de explotación (Oibda). Este importe recoge tanto el impacto directo, como el indirecto (es decir, el generado a lo largo de la cadena de valor, en proveedores y otros agentes) y el inducido.

Por su parte, la contribución tributaria total de Telefónica ascendió a 8.705 millones de euros en 2019, siendo Brasil y España los países con mayor aportación. Esto indica que, de cada 100 euros de la cifra de negocio, 18 euros se destinaron al pago de impuestos, de los que 4,4 euros fueron impuestos soportados y 13,6 euros impuestos recaudados.

Generación de empleo

Otra de las grandes aportaciones sociales de Telefónica es la generación de empleo, ya que la compañía emplea directamente a 113.819 personas en todo el mundo y genera 1,1 millones de puestos de trabajo directos e indirectos. Además, se trata de empleo «estable y de calidad», dada que el 97,6% de los contratos tiene carácter indefinido.

Además, Telefónica apuesta por la diversidad y la inclusión, como refleja el hecho de que unos 19.000 empleados de Telefónica tienen menos de 30 años y el 38% son mujeres, al mismo tiempo que fomenta también el liderazgo femenino con un 26% de directivos mujeres. Por tercer año consecutivo, la compañía fue incluida en el Índice de Igualdad de Género de Bloomberg (GEI).

Otro de los pilares del compromiso social de Telefónica es el voluntariado, ya que cuenta con 40.000 voluntarios que prestan labores sociales, con apoyo de la empresa, en diversos campos. Así, unos 10,2 millones de niños se han beneficiado de la ayuda de ProFuturo y su plataforma de formación a distancia, Miríadax, dispone de 6,6 millones de estudiantes registrados.

Telefónica es, asimismo, uno de los principales motores de innovación en los mercados donde opera. En 2019 invirtió 866 millones de euros en I+D, lo que coloca a la empresas de telecomunicaciones española en el Top 50 de las empresas europeas con mayor inversión en innovación.

Además, posee 477 patentes en su porfolio y, gracias a su decidido impulso al ecosistema emprendedor, ha favorecido la actividad de 530 startaups, con 49 millones de euros invertidos a través de Wayra y otros 120 millones a través de Telefónica Innovation Ventures.

También es fundamental para el tejido social de los países donde opera el compromiso con los proveedores, en especial con las compras en los mercados domésticos. En 2019, 9.973 proveedores han trabajado con Telefónica y la compañía gastó 25.274 millones de euros en compras, de los que un 83% se adjudicó a proveedores locales.

Digitalización

Sin embargo, desde la compañía destacan a Europa Press que es a través del impulso de la digitalización de la sociedad donde Telefónica extiende su paraguas de protección a sus ‘stakeholders’.

«Existe, sin duda, una fuerte correlación entre progreso digital, desarrollo humano y crecimiento económico. Las sociedades más digitales son las más desarrolladas y las más sostenibles desde el punto de vista social, económico y medioambiental», remarcan.

Por eso, Telefónica, al fomentar la digitalización y al incluir bajo su paraguas protector a una parte muy importante de las sociedades en las que opera, logra el doble objetivo de «conectar la vida de las personas y hacer que su mundo sea más humano y habitable».

Lo último en Economía

Últimas noticias