Turismo

Los pasajeros de Norwegian se desploman un 95% en noviembre y agravan su delicada situación financiera

Avión de Norwegian.
Los pasajeros de Norwegian se desploman un 95% en noviembre y agravan su delicada situación financiera

La compañía aérea noruega de bajo coste, Norwegian, transportó a 124.481 viajeros el pasado mes de noviembre, cifra que supone un desplome del 95% en relación con los datos registrados el mismo mes del pasado año, tal y como ha informado la propia aerolínea este viernes. De este modo, la segunda oleada de covid-19 ha vuelto a tener un gran impacto en la movilidad de los ciudadanos.

La compañía ha enfatizado el efecto que la segunda oleada de la pandemia está teniendo en el sector aéreo, ante las numerosas restricciones que las administraciones y gobiernos siguen teniendo impuestas en numerosos países para tratar de contener la propagación del virus. Asimismo, las cuarentenas y la necesidad de presentar una prueba PCR en algunos países suponen importantes trabas para el turismo.

A pesar de ellos, Norwegian que existe cierta esperanza respecto a las reservas de la campaña de Navidad, donde parece que el número de vuelos tiene un «aspecto prometedor». De hecho, la aerolínea ha añadido 62 vuelos para esta Navidad. La compañía operó en torno a un 72,7% de los vuelos que tenía  programados durante el mes de noviembre, de los cuales cerca de un 95% cumplió el programa puntualmente.

La capacidad total de la empresa en términos interanuales también se redujo notablemente con una caída de un 96%, mientras que el tráfico de turistas se hundió un 98%. Por otro lado, la ocupación media sufrió un retroceso de 39 puntos porcentuales, situándose en el 44,4%. «La pandemia sigue teniendo un impacto negativo en nuestro negocio, ya que persisten las restricciones de viaje. El desarrollo de vacunas representa una gran noticia para el sector aéreo y esperamos dar la bienvenida a más clientes a bordo de nuestros vuelos a medida que se eliminen dichas restricciones», ha destacado el consejero delegado de Norwegian, Jacob Schram.

Situación financiera

Hay que recordar que Norwegian atraviesa en la actualidad una situación financiera muy complicada como  consecuencia de la crisis sanitaria del covid-19. Así, la compañía solicitó al gobierno noruego un nuevo rescate, que este le rechazó, razón por la cual la aerolínea ha optado por acudir a los tribunales de Irlanda y solicitar una reestructuración que le permita hacer frente a sus necesidades financieras más inmediatas y así tratar de asegurar la continuidad de su actividad.

«Vamos a buscar protección para reorganizarnos de acuerdo con las leyes irlandesas y asegurar el futuro de Norwegian para beneficio de empleados, clientes e inversores», señaló el  consejero delegado de la compañía, Jacob Schram, que también aseguró que cuando finalice la operación la compañía saldrá «más fuerte financieramente y más robusta».

El consejero delegado ha añadido que el objetivo de la compañía es ser una aerolínea «económicamente sólida y competitiva», con una nueva estructura financiera solvente, una flota del tamaño adecuado a las necesidades del mercado y una oferta mejorada. Schram ha resaltado además que el programa de la próxima campaña de verano de Norwegian ya está a la venta y que se está produciendo un ligero aumento de las reservas ante la esperanza que los viajeros han depositado en la vacuna.»Podemos ver que la gente está comenzando, poco a poco, a planificar sus vacaciones estivales», ha concluido.

Esta situación económica amenaza a las más de 100.000 plazas de vuelos que Norwegian tiene programadas solo en España de aquí a final de año y a los viajeros que las han reservado con el objetivo de volver a sus casa de cara a las fiestas de Navidad. Por el momento la compañía ha optado por reducir de manera importante su operativa de costes con el objetivo de minimizarlos y lograr la supervivencia de la empresa. Entre las nuevas medidas adoptadas se encuentra también la presentación de un Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) que afectará a más de 1.600 trabajadores en Noruega y la paralización de varias de sus aeronaves en tierra.

Así, la confianza del sector turístico está depositada tanto en la campaña de Navidad, como en la campaña de verano del próximo año cuando se espera que un número importante de la población ya cuente con la vacuna y opte por desplazarse y viajar. Por el momento, el desplome tanto en la facturación de las aerolíneas como en el tráfico de pasajeros sigue siendo muy importante, y las compañías del sector aéreo tardarán varios meses en recuperarse y conseguir regresar a su nivel pre-pandemia. Actualmente, uno de los principales frente del turismo en España, es la sustitución de las pruebas PCR por test de antígenos en los aeropuertos, que la empresas llevan varias semanas solicitando al Gobierno.

Lo último en Economía

Últimas noticias