Mercadona

No engorda, es barato y es bueno para tu salud: el pescado de Mercadona que tienes que incluir en tu dieta

Un pescado que además puedes preparar de varias maneras y que es el más saludable de todos

Mercadona tiene el producto perfecto para los amantes de la pasta: ¡Mamma mia!

pescado de Mercadona
El mejor pescado que encontrarás en Mercadona
Blanca Espada
  • Blanca Espada
  • Redactora de contenidos en OkDiario. Escribiendo para blogs y empresas de contenidos digitales desde 2007.

¿Te gusta el pescado pero no sabes qué variedad elegir? ¿Quieres comer sano, rico y económico? ¿Buscas un alimento versátil, fácil de preparar y que te aporte muchos beneficios? Si has respondido sí a estas preguntas, tenemos la solución perfecta para ti: el pescado de Mercadona que tienes que incluir en tu dieta.

Se trata del calamar patagónico pequeño Hacendado ultracongelado que podemos encontrar en todos los establecimientos de Juan Roig. Este pescado es una especie de molusco cefalópodo cuya carne es tierna, suave y sabrosa, y se puede cocinar de muchas formas diferentes: a la plancha, fritos, en salsa, rellenos, en arroz, en ensalada, etc.

El pescado de Mercadona que tienes que incluir en tu dieta

En Mercadona puedes encontrar el calamar patagónico pequeño Hacendado ultracongelado, un producto de calidad, práctico y con un precio muy asequible: 4,50€ el paquete de 500 gramos escurridos. Además, al estar ultracongelado, conserva todas sus propiedades nutricionales y su sabor intactos, y puedes tenerlo siempre a mano en tu congelador.

Pero, ¿qué tiene de especial el calamar patagónico? ¿Qué beneficios aporta a nuestra salud? ¿Cómo podemos sacarle el máximo partido en la cocina?.

pescado de Mercadona

Un alimento bajo en calorías y grasas, pero rico en proteínas

Uno de los principales atractivos del calamar patagónico es su bajo contenido calórico y graso, lo que lo convierte en un alimento ideal para mantener el peso y cuidar la salud cardiovascular. Según los datos de la base de datos española de composición de alimentos, 100 gramos de calamar patagónico aportan solo 81 kilocalorías y 1,7 gramos de grasa, de los cuales solo 0,4 son saturados. Si miramos el paquete del que se vende en Mercadona, veremos que esto se cumple ya que solo aporta 78 kcalorías por cada 100 gramos y tiene 1,6 gramos de grasa.

Además, el calamar patagónico es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, es decir, que contienen todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo no puede sintetizar por sí mismo. Las proteínas son fundamentales para la formación y reparación de los tejidos musculares, el funcionamiento del sistema inmunitario, el transporte de oxígeno y nutrientes, y la regulación de muchas funciones metabólicas.

El calamar patagónico nos aporta 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos de producto, lo que cubre el 32% de las necesidades diarias de una persona adulta media. Por tanto, el calamar patagónico es un alimento muy recomendable para deportistas, personas mayores, niños y adolescentes en crecimiento, y cualquier persona que quiera seguir una dieta equilibrada y saludable.

Un alimento rico en minerales y vitaminas

Otro de los aspectos que hacen del calamar patagónico un alimento muy nutritivo es su aporte de minerales y vitaminas, que contribuyen a mejorar nuestra salud y prevenir diversas enfermedades. Entre los minerales que encontramos en el calamar patagónico destacan el potasio, el fósforo, el zinc, el hierro, el calcio y el magnesio.

El potasio es un electrolito que ayuda a mantener el equilibrio hídrico y el pH del organismo, así como a regular la presión arterial y la función muscular y nerviosa. El fósforo es un componente esencial de los huesos y los dientes, y participa en el metabolismo energético y en la síntesis de ácidos nucleicos y fosfolípidos. El zinc es un oligoelemento que interviene en la actividad de más de 300 enzimas, y que tiene un papel clave en el sistema inmunitario, la cicatrización de heridas, el crecimiento y desarrollo, y el sentido del gusto y el olfato.

El hierro es un mineral imprescindible para la formación de la hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno a las células, y para la prevención de la anemia ferropénica. El calcio es el mineral más abundante en el organismo, y es fundamental para la salud ósea y dental, la contracción muscular, la coagulación sanguínea y la transmisión nerviosa. El magnesio es un cofactor de muchas reacciones enzimáticas, y tiene funciones importantes en el metabolismo de los hidratos de carbono y las proteínas, la relajación muscular, la síntesis de ADN y ARN, y la producción de energía.

El calamar patagónico nos proporciona cantidades significativas de estos minerales, que pueden variar según el método de cocción. Por ejemplo, 100 gramos de calamar patagónico a la plancha nos aportan 246 miligramos de potasio, 186 miligramos de fósforo, 1,5 miligramos de zinc, 0,7 miligramos de hierro, 32 miligramos de calcio y 28 miligramos de magnesio.

En cuanto a las vitaminas, el calamar patagónico contiene principalmente vitaminas del grupo B y vitamina E. Las vitaminas del grupo B son esenciales para el aprovechamiento de los nutrientes, el funcionamiento del sistema nervioso, la producción de glóbulos rojos y el mantenimiento de la salud de la piel, el cabello y las uñas. La vitamina E es un potente antioxidante que protege a las células del estrés oxidativo, previene el envejecimiento prematuro y refuerza el sistema inmunitario.

El calamar patagónico nos ofrece cantidades apreciables de estas vitaminas, que también pueden variar según el método de cocción. Por ejemplo, 100 gramos de calamar patagónico a la plancha nos aportan 1,3 microgramos de vitamina B12, 2,2 miligramos de vitamina B3, 13 microgramos de vitamina B9, 9,9 microgramos de vitamina A y 1,2 miligramos de vitamina E.

Un alimento con ácidos grasos omega-3

A pesar de su bajo contenido en grasas, el calamar patagónico tiene una ventaja adicional: su aporte de ácidos grasos omega-3, que son esenciales para la salud cardiovascular, cerebral y visual. Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de grasa poliinsaturada que nuestro organismo no puede producir, y que debemos obtener a través de la dieta.

El calamar patagónico nos aporta unos 0,3 gramos de ácidos grasos omega-3 por cada 100 gramos de producto, lo que supone el 15% de la ingesta diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Por tanto, el calamar patagónico es una buena opción para incorporar estos ácidos grasos esenciales a nuestra dieta, y disfrutar de sus beneficios para nuestra salud.

Un alimento fácil de cocinar y con muchas posibilidades

Por último, pero no por ello menos importante, el calamar patagónico es un alimento muy fácil de cocinar y con muchas posibilidades gastronómicas. Al estar ultracongelado, el calamar patagónico pequeño Hacendado se conserva perfectamente en el congelador, y se puede descongelar rápidamente bajo el chorro de agua fría o en el microondas.

Una vez descongelado, el calamar patagónico se puede preparar de muchas formas diferentes, según el gusto y la ocasión. Por ejemplo a la plancha, que será la forma más sencilla y rápida de cocinar, fritos, con un rebozado de harina y huevo, en salsa, o rellenos o también los puedes cortar a trozos e incorporar a cualquier arroz.

Como ves, el calamar patagónico es un alimento muy versátil, que se adapta a cualquier tipo de cocina y que te permite elaborar platos deliciosos y variados. Así que ya sabes, si quieres comer sano, rico y económico, no lo dudes: el calamar patagónico pequeño Hacendado ultracongelado es el pescado que tienes que incluir en tu dieta. ¡No te arrepentirás!.

Lo último en Economía

Últimas noticias