Las mujeres del sector inmobiliario ponen el acento en la sostenibilidad para ‘resucitar’ la industria

inmobiliario - mujeres
Mesa redonda 'El nuevo inmobiliario' (Foto: C.M.)

Las mujeres del sector inmobiliario han puesto el acento en la sostenibilidad para resucitar el sector, que aún arrastra efectos de la crisis económica. La eficiencia energética; la construcción de oficinas coworking, donde trabajadores y autónomos comparten espacio y gastos; y las nuevas tendencias en el residencial como el coliving, viviendas compartidas con espacios comunes, son las palancas de crecimiento de la industria.

Así lo han constatado seis mujeres referentes de la industria en la mesa redonda El nuevo inmobiliario, impulsada por el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona. Blanca Sorigué Borrell, directora general del Salón Internacional de la Logística (SIL); Anna Gener, presidenta y CEO de Savills Aguirre Newman Barcelona; Carmen Panadero, presidenta de Women In Real Estate (WIRES); Cristina García-Peri, directora de Desarrollo Corporativo y Estrategia del Grupo Azora; Consuelo Villanueva, directora de Instituciones y Grandes Cuentas de Sociedad de Tasación y Carmina Ganyet i Cirera, directora general corporativa de Colonial.

"La sostenibilidad se ha convertido en nuestro eje, es el preámbulo de raíz hacia donde pivota todo el desarrollo global y en concreto, el sector inmobiliario. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, impulsada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) recoge los objetivos (ODS) sobre los que tiene que trabajar la industria", apunta Consuelo Villanueva.

Las tecnologías ‘ganadoras’

El sector de la vivienda está viviendo una importante transformación por la irrupción de la tecnología. Los nuevos métodos y herramientas de la industria inmobiliaria tienen como objetivo aportar soluciones a la sociedad y al tejido empresarial. Y, aquí, las protagonistas son las Proptech, las empresas que utilizan las nuevas tecnologías para mejorar e innovar los servicios inmobiliarios y reconvertirlo de forma sostenible. "El grado de conocimiento de la humanidad se duplica cada 21 días. Tenemos que adaptarnos a este mundo que cambia de forma radical y muy rápidamente y, las nuevas tecnologías aplicadas al inmobiliario son unas oportunidades para el sector", ha subrayado Pere Navarro, delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona.

Carmen Panadero, presidenta de Women in Real Estate (WIRES)- la asociación profesional que da voz a las mujeres del sector-, ha incidido en que la aplicación de la tecnología en el mundo inmobiliario sirve, además, para ‘levantar’ un planeta más sostenible. "La tecnología y el Internet de las cosas permite obtener datos, lo mismo ocurre con las Smart Cities -o ciudades inteligentes-: la tecnología nos sirve para optimizar recursos y el concepto Smart de las ciudades nos permite analizar el consumo de los ciudadanos como la basura, el tráfico, etc.".

"Hay una sangría de talento femenino y es cierto que se produce además en los ámbitos de decisión"

"Las ciudades están sufriendo una transformación tremenda. Y ahí es donde inciden las ciudades inclusivas: no invadir el territorio, sino mirar la ciudad, sus límites y establecer la vivienda universal como cohesión social y como integración y diseño de los espacios urbanos", indica Villanueva.

Precisamente por esta razón, Cristina García-Peri ha incidido en la necesidad de captar inversión para las Proptech"Dentro de las empresas, es importante que ayudemos a los emprendedores a probar sus tecnologías en nuestro patrimonio. Y, estaría bien fomentar una aceleradora para financiarlos, ya que luego nos beneficiamos todos de una tecnología pionera para dar un salto cualitativo".

Carmina Ganyet i Cirera ha reclamado que "todos tenemos que adaptar e interpretar hacia dónde va la demografía para ofrecer a los clientes servicios. Aunque es imposible que la industria inmobiliaria se adelante, la tecnología nos permite reinventar modelos, soñar y tener una esperanza de vida más larga como empresas".

Más mujeres

Aunque la presencia de las mujeres en el sector inmobiliario cada vez es mayor, las mismas protagonistas urgen incorporar más talento femenino. "Hay una sangría de talento femenino y es cierto que se produce además en los ámbitos de decisión. Sin embargo, no debe ser un trabajo exclusivo de las mujeres, sino que necesitamos a los hombres para hacer este cambio. Si trabajamos en esta línea, el mundo económico y empresarial de nuestro país sería mejor", ha subrayado Anna Gener.

Un argumento en el que han coincidido la mayoría de sus compañeras, que inciden en que el sector logístico e inmobiliario sigue siendo masculino. "Debe potenciarse la incorporación de la mujer", ha señalado Blanca Sorigué.

Lo último en Economía