Sector hotelero

Meliá apuesta por los hoteles franquiciados: el 18% de sus establecimientos opera con este modelo

Meliá apuesta por su modelo de franquicia: en torno al 18% de sus establecimientos operan bajo este modelo
Meliá se reinventa frente al covid-19: alquila sus habitaciones durante el día como lugar de trabajo

La crisis sanitaria vivida este 2020 como consecuencia del impacto del covid-19 ha golpeado enormemente al tejido empresarial español y en especial, a las compañías del sector turístico. Ante esta situación, la cadena hotelera Meliá Hotels International ha dado un mayor impulso a su programa de hoteles independientes gestionados a través de un modelo de franquicia, que ya representa el 18% del total de sus establecimientos hoteleros en todo el mundo.

La empresa lanzó este programa con anterioridad a la llegada de la pandemia, aunque tras el fuerte impacto que esta ha tenido sobre el sector y sobre la demanda de turistas ha potenciado su función dentro de la compañía. El programa consiste en captar hoteles independientes, tanto pequeño como grupos medianos y a cambio ofrecerles una red de distribución y una plataforma consolidada dentro del sector.

«Meliá ofrece unos canales de distribución para una franquicia sementados y apalancados, y que atraen a un mayor demanda cuando te diriges al público. Además estamos conectados con diversos mercados de venta y el factor fundamental de la digitalización. Anteriormente nos habíamos centrado más en ser gestores. que es ser franquiciadores, pero actualmente mantenemos conversaciones serias principalmente en los destinos más vacacionales del sur de Europa. España, Portugal, Itala, Grecia e incluso los Balcanes», ha remarcado a este diario María Zarraluqui, directora de Expansión de Meliá. 

Además, desde la compañía destacan que siempre buscan expandirse, pero que actualmente la prioridad es que termine la incertidumbre que existe en el mercado y que la gente vuelva a viajar. Hay que tener en cuenta que las restricciones en la movilidad impuestas por numerosos gobiernos para tratar de contener la propagación del virus han supuesto un duro golpe para la actividad de las cadenas hoteleras. Otro de los aspectos que Zarraluqui ha mercado a OKDIARIO es que «espera que los fondos europeos se distribuyan adecuadamente también hacia el sector hotelero que ha sufrido mucho con la pandemia».

A pesar del impulso que la compañía ha dado a su modelo de franquicias, entre sus planes se encuentran diversas aperturas de nuevos establecimientos a lo largo de los dos próximos años. A finales de año están previstas las aperturas de INNSiDE Amsterdam e INNSiDE New Castle, y en 2021 la compañía Meliá espera abrir otros 20 hoteles entre los que figuran: uno en América, nueve en Asia, uno en Cuba, nueve en Europa, Oriente Medio y África. En cuanto a las previsiones que tienen de cara al año 2022 se encuentra la apertura de 17 hoteles más, cuatro de ellos ubicados en Asia, tres en Cuba y 10 en Europa, Oriente Medio y África.

Black Friday

Respecto al gran evento comercial que tiene lugar este viernes, el Black Friday, la cadena hotelera ha seguido su modelo empleado el pasado año y ofrece hasta un 50% de descuento para todos sus clientes por reservar establecimientos en lo que queda de año y el próximo 2021, con la facilidad de poder realizar la cancelación totalmente gratuita. De este modo, la empresa se une a la mayor parte de empresas del sector, que participan este año en la festividad comercial con el objetivo de mejorar su facturación en la recta final del año.

«Este año volvemos a lanzar los descuentos al igual que hicimos el pasado 2019. Por el momento las ventas del Black Friday han subido un 80% a través de nuestro canal propio, esperamos mantener al menos un 50% de esa actividad de cara a los próximos meses. A pesar de esto, no esperamos volver a recuperar los resultados de ventas que teníamos antes de la pandemia hasta al menos el segundo semestre de 2021, cuando ya se haya comercializado la vacuna», señala Zarraluqui.

PCR en Canarias

En las islas Canarias a partir de esta semana es obligatorio presentar un test PCR negativo para poder acceder a cualquiera de los diversos establecimientos hoteleros que hay en las islas. Esta situación ha provocado las quejas y criticas de muchos viajeros y parte del sector turístico que reclama que esta normativa estigmatiza al turismo a y los ciudadanos que deciden viajar y que supone una desventaja para la economía del conjunto de las islas.

«Que solo se exija la PCR a los turistas en discriminatorio. De ese modo, se está diferenciando entre las personas que vuelven a casa con sus familiares y también pueden estar contagiadas y los viajeros. Además, los PCR que se exigen a los turistas son caros y difíciles de obtener, por lo que deberían ser sustituidos por test de antígenos que son más asequibles», remarca la directora de expansión de Meliá.

Lo último en Economía

Últimas noticias