10-N

¿Izquierda o derecha? La economía española según quién gobierne tras el 10-N

Pablo Cassado
Pablo Casado con Pedro Sánchez en La Moncloa

Los riesgos que afronta la economía española serán más candentes si entra Podemos en el Gobierno. Es la conclusión que se extrae tras consultar a varios economistas sobre el panorama económico español tras las elecciones de este domingo, 10 de noviembre.

Gana la izquierda

Santiago Carbó, catedrático de Cunef y director de Estudios Financieros de Funcas, reconoce cierto temor a una victoria electoral del bloque de la izquierda. "Un riesgo importante para la economía española sería que el nuevo Gobierno adoptara medidas contrarias a lo que los mercados exigen, de los que dependemos, nos guste o no, y que nos podrían penalizar", señala el experto, que recuerda que "hay que tomar medidas que refuercen la competitividad de la economía española y que refuercen nuestra capacidad financiera, nos resuelvan problemas como los de la sostenibilidad de las pensiones, que avancemos en la digitalización… No avanzar ahí es el gran reto".

Además, Carbó concreta que habría "tensiones adicionales" si el Gobierno es del PSOE con Podemos, "sobre todo porque podrían tomar medidas que no son sostenibles y, sobre todo, que no hagan frente a la realidad de lo que hay". Bajo su punto de vista, este Ejecutivo tomaría "medidas populistas que pondrían en mayor dificultad las finanzas públicas de nuestro país, y eso sí que sería algo problemático". "Las reformas obviamente serán más fáciles con un Gobierno de derechas, o por lo menos un Gobierno socialista pero que no dependa de Podemos. Eso es algo que sería bueno. Que se pudiera gobernar sin populismos", concluye Carbó.

Marc Ribes, cofundador de BlackBird, también reconoce que un Gobierno en minoría del PSOE sería "sin duda" mejor que un Gobierno con Podemos desde el punto de vista económico. Sin embargo, el experto subraya que "un Gobierno en minoría de Sánchez tampoco tendría una connotación positiva, básicamente porque, aunque la intención de Sánchez de no incrementar la deuda y mantener el déficit sobre los criterios que exige Europa es buena sobre el papel, lo cierto es que no aplica ningún tipo de reforma estructural, más allá de incrementar el gasto". "Los principales riesgos pasan porque Podemos tenga un peso importante en el Gobierno", afirma Ribes.

Gana la derecha

Para el economista Javier Santacruz "cuanto más ajustado sea el resultado del domingo más fácil será condicionar un futuro Gobierno que haga reformas". "En las situaciones políticas difíciles o equilibradas entre los dos partidos mayoritarios es el mejor momento para sacar adelante reformas de consenso, como ocurrió en 2011 con la reforma de la Constitución", afirma.

Santiago Carbó también opina que "un bloque conservador siempre va a tener una mejor aceptación del mercado". Eso sí, siempre y cuando "no tomen medidas que puedan generar problemas en la sostenibilidad de nuestra deuda". "Evidentemente, el mercado va a aceptar las medidas razonables, convencionales y ortodoxas de un gobierno conservador", concluye el catedrático.

Marc Ribes también lo tiene bastante claro: "Es evidente que si gana la derecha habrá una gran bajada de impuestos y una implementación de medidas estructurales liberales muy importantes, lo que sería muy bien recibido por los mercados y muy bueno para la economía española".

Bajo su punto de vista, "lo mejor para la economía sería, de calle, una victoria de la derecha, que se podría dar, sobre todo, si hay una baja participación". "Es cierto que el bipartidismo tiene algo positivo, que es la alternancia", reconoce Ribes, que entiende, eso sí, que "ahora que estamos en una fase de desaceleración estaría bien que un Gobierno aplique reformas para que la caída sea lo más suave posible. Si hay contracción y hay políticas socialistas, será más dura la crisis, tal y como pasó con Zapatero".

Bloqueo

Santiago Carbó explica que el principal riesgo para la próxima legislatura es "que el Gobierno no haga nada". Bajo su punto de vista, el mayor peligro pasa porque "haya un nuevo bloqueo y que no se pueda avanzar en tener un Presupuesto que se amolde a la desaceleración para estar en la nueva realidad".

Marc Ribes también coincide a la hora de afirmar que "el bloqueo terminaría con unas nuevas elecciones". "Parece que ese acercamiento al centro derecha por parte del PSOE para buscar un gran pacto de Estado le ha salido mal, como se ha visto en el debate, y que la caída de Ciudadanos les alinea directamente con un gran pacto de derechas", explica Ribes, que cree que a diferencia de las anteriores elecciones "ahora el giro de la derecha más hacia el centro puede ir bien". En cambio, "el PSOE yo creo que ha perdido mucho fuelle, afortunadamente y gracias a Dios, en los debates, que puede generar una baja participación", matiza.

En este sentido, Ribes no descarta en absoluto un nuevo bloque: "Una victoria del PSOE sería, o bien gobernar en minoría con un Gobierno frágil, algo siempre complicado, o gobernar con Podemos. Si no han negociado con Podemos con los anteriores resultados, ahora que Podemos parece que perderá votos, el PSOE, con más razón, podría enrocarse".

Lo último en Economía

Últimas noticias