Bono británico

Los inversores se refugian en el bono británico ante la incertidumbre del ‘Brexit’

Brexit
Manifestantes en Londres para pedir un segundo referéndum sobre el Brexit (Foto: AFP).

Los inversores apuestan por el bono británico, a pesar de su baja rentabilidad, como valor refugio ante la incertidumbre del 'Brexit'y la desaceleración de la economía a nivel mundial.

La situación en Reino Unido se encuentra en un punto decisivo a tan solo cuatro días de la fecha señalada inicialmente para abandonar la Unión Europea, el 29 de marzo. Theresa May no consigue los apoyos necesarios, y en este contexto, encontramos cómo la rentabilidad del gilt británico, el bono con vencimiento a 10 años, muestra su nivel más bajo  desde que tuvo lugar el referéndum del ‘Brexit’, en 2016, y se convierte en un valor refugio para los inversores.

Jose Ignacio Victoriano, gestor de fondos de Renta 4, destaca que "todos los bancos centrales, incluido el Banco de Inglaterra, están transmitiendo un tono más dovish que hace que en la mayoría de países las rentabilidades se vayan hacia abajo. Además, unas perspectivas de crecimiento mucho más suaves hacen que muchos inversores estén moviendo sus carteras de la renta variable hacia la renta fija. El ‘Brexit’ puede tener un efecto intensificador en esta situación pero no es el principal motivo".

Los inversores británicos, a pesar de la incertidumbre que existe en el país por el ‘Brexit’ y las dificultades que está encontrando la primera ministra Theresa May para lograr un acuerdo que satisfaga a todos, optan por dirigir sus inversiones hacia un valor seguro como es la renta fija,  a pesar de su baja rentabilidad.

Gabriel López, analista de Inverdif EAFI, explica que "la rentabilidad del gilt ahora está en mínimos porque cuando hay incertidumbres sobre el futuro económico los inversores lo ven como un valor seguro o refugio. Al crecer la demanda de estos bonos, el yield baja proporcionalmente".

Los bonos europeos en mínimos

Y es que el bono británico presenta una rentabilidad del 0,98%, inferior al 1%, al igual que otros países de la Unión Europea que también se encuentran marcando mínimos o en niveles por debajo de los últimos meses. Por su parte, el bono español se encuentra también en mínimos con un 1,11% de rentabilidad, a pesar de la incertidumbre que muestran los mercados por la debilidad de algunos indicadores económicos y la convocatoria de elecciones generales el próximo 28 de abril.

Joaquín Robles, analista de XTB, señala que "esta rentabilidad en mínimos, actualmente la encontramos en el resto de países europeos y periféricos. De hecho, el bund alemán ahora mismo presenta una rentabilidad negativa en -0,019%. Los inversores, ante la incertidumbre y el miedo a una desaceleración de la economía a nivel global, tratan de salir de los activos de renta variable y refugiarse en la renta fija que, aunque ofrezca una rentabilidad en mínimos, supone un ‘valor seguro'".

"Londres es el centro financiero de Europa donde existen multitud de aseguradoras. Estas, en ocasiones, se ven obligadas a tener un porcentaje de sus carteras dentro de mercado y optan por elegir la seguridad de la renta fija, a pesar de los bajos rendimientos, a la volatilidad de la renta variable. Es una cuestión de oferta y demanda", ha destacado Robles.

Lo último en Economía