Emisión de deuda de Andalucía

Hacienda abre camino para que Andalucía vuelva al mercado en 2018 en busca de 1.000 millones

María Jesús Montero
La actual ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su etapa en la Junta de Andalucía. / Foto: Junta de Andalucía

Baleares también ha mostrado su interés en salir pronto al mercado

El Ministerio de Hacienda ya ha acordado los requisitos que tendrán que cumplir las comunidades autónomas que quieran desligarse de manera paulatina del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) al que tuvieron que recurrir en los peores momentos de la crisis económica. La primera comunidad autónoma que quiere aprovechar esta oportunidad es Andalucía que trabaja en sondear a los mercados para tratar de captar unos 1.000 millones de euros con una emisión en 2018.

La ministra de Hacienda, hasta junio de este año consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, llevaba tiempo trabajando en que el Gobierno de Susana Díaz pudiera dar una señal de fortaleza a los mercados financieros recortando su dependencia del FLA, un mecanismo que pese a abaratar de manera significativa los costes financieros de las autonomías fue criticado por la presidenta andaluza por cobrar intereses. Díaz cifró el pasado febrero en 1.800 millones de euros el coste en intereses que ha tenido que afrontar la Junta para solicitar liquidez al fondo.

Junto a Andalucía, Baleares será la otra comunidad autónoma que no se demore en sondear a los inversores para lanzar una emisión de deuda que le permita ganar autonomía financiera. También Asturias podría estar interesada en probar suerte en los mercados financieros, puesto que recientemente ha solicitado un rating a Moody’s, un paso que suele ser previo a las emisiones de deuda.

Precisamente esa agencia de calificación elevó la nota de 15 comunidades autónomas el pasado abril. Esta subida de rating demuestra que las regiones españolas han dejado atrás la crisis financiera y pueden ser atractivas para los inversores. El apetito en los mercados por la deuda autonómica es notable en tanto que es más rentable (para los inversores) que la deuda soberana del Reino de España y el FLA ha demostrado que en última instancia siempre estará avalada por el Gobierno central, explican fuentes financieras.

Cinco años sin emitir

Salvo excepciones como Madrid y País Vasco, la mayoría de las comunidades autónomas llevan más de cinco años fuera de los mercados financieros y han cubierto sus necesidades con el FLA y algunos préstamos bancarios. Sin embargo, en el mercado ya se esperaba que esa dependencia del FLA fuera reduciéndose, aunque se tiene por seguro que el FLA seguirá siendo un importante mecanismo financiero que repartirá entre las comunidades unos 29.000 millones de euros en 2018 y otros 26.000 millones de euros en 2019.

En su última reunión, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (CDGAE) acordó establecer el procedimiento para la salida gradual a los mercados. Según el Ministerio de Hacienda, las comunidades que quieran salir a los mercados en 2018 tendrán que presentar un Plan Plurianual de Endeudamiento (PPE) antes del 31 de julio. En él tendrá que estar cubierto el período comprendido entre el tercer trimestre de 2018 y diciembre de 2021. Ese documento será revisado por los ministerios de Hacienda y de Economía y Empresa.

El plan deberá ser coherente con los objetivos de estabilidad presupuestaria, deuda pública y regla de gasto aprobados y adecuarse a la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera y al decreto de medidas de sostenibilidad financiera de las comunidades autónomas y entidades locales y otras de carácter económico, según explicó este martes el Ministerio.

Lo último en Economía