Empresas

Pronovias trasladará su sede a Madrid huyendo del infierno fiscal catalán y la deriva independentista

Pronovias
Uno de los desfiles de Pronovias (Foto. Getty)
0 Comentar

Pronovias trasladará su sede de Cataluña a Madrid huyendo del infierno fiscal existente en la comunidad autónoma y del desafío independentista capitaneado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. La compañía nupcial propiedad de Alberto Palatchi lleva meses en el mercado buscando comprador y, aunque de momento no hay buenas nuevas al respecto, la firma prefiere minimizar los riesgos y trasladar su central a la capital de España.

La asfixiante presión fiscal y la deriva independentista orquestada por la Generalitat presidida por Puigdemont son los dos factores fundamentales para que Pronovias se haya decidido por el traslado de sede a Madrid, según han confirmado a OKDIARIO fuentes próximas al consejo de administración de la compañía.

Pronovias comenzó su andadura en 1922 de la mano del padre del actual director general, Alberto Palatchi Bienveniste, sin embargo, el impulso empresarial arrancó en 1968 con la apertura de tiendas en Barcelona y otros puntos de España. Más tarde comenzaría la expansión internacional con presencia en más de 100 países.

Pronovias trasladará su sede a Madrid huyendo del infierno fiscal catalán y la deriva independentista
Alberto Palatchi, director general de Pronovias Foto: Pronovias

La firma familiar comenzó a crecer hasta lo que conocemos hoy, pero en un ambiente exento de hostilidad hacia aquellas empresas y empresarios que no cierran filas en torno al desafío independentista que en los últimos meses se ha agudizado con la decisión de Puigdemont de lanzar un nuevo pulso al Estado y convocar un referéndum ilegal para después del verano.

Un escenario crispado que ha obligado a la compañía a buscar alternativas a la comunidad en la que nació para conseguir minimizar los riesgos, sobre todo ahora que Pronovias está buscando comprador. Una declaración de independencia ilegal y unilateral dejaría a los empresarios catalanes aislados tanto a nivel nacional como europeo.

La primera intención del director general era vender únicamente el 30% del accionariado y mantener el control sobre Pronovias. Sin embargo, el último pretendiente en acercarse a la firma de Palatchi, el fondo norteamericano Carlyle, tiene el objetivo de hacerse con el 100% del capital de la nupcial en una operación valorada en 500 millones de euros, según Modaes.

Con respecto a la presión fiscal, aunque el tipo del Impuesto de Sociedades es común en todas las comunidades y está fijado en el 25%, existen una serie de gravámenes de carácter autonómico y municipal que influyen en la decisión de traer la sede social a uno u otro punto de España.

Desde la Asociación Española de Asesores Fiscales (Asefiget), explican a OKDIARIO que si se elige Madrid frente a Cataluña es porque la presión fiscal en la región madrileña es “infinitamente más baja para todas las compañías, tanto nacionales como internacionales. No cabe duda de que esto es un ingrediente a favor de Madrid”.

Además, hay que recordar que Pronovias no es la única compañía de origen catalán que ha decidido trasladar su domicilio social a Madrid, de hecho, desde aproximadamente 2015 los empresarios comenzaron a huir de Cataluña para instalarse en la capital. Según un estudio publicado por Informa D&B, más de 2.000 empresas cambiaron su domicilio fiscal fuera de Cataluña en el último año.

El ejercicio 2015 fue un punto de inflexión para la estabilidad política de Cataluña, tras las elecciones municipales y autonómicas de la región la gestión de la Generalitat con Puigdemont a la cabeza comenzó a depender de las exigencias del grupo antisistema de la CUP y de ERC, radicalizando aún más las políticas de Junts pel Sí.

Derby Hotels Collection, el ‘holding’ familiar de Jordi Clos, cambió su domicilio social de Barcelona a Madrid en noviembre de ese mismo año. Fuentes de la compañía explicaron que la fiscalidad en la región madrileña en relación al impuesto de sucesiones y de patrimonio es más favorables que la catalana para una compañía de carácter familiar.

Antes que el ‘holding’ hotelero hubo otras empresas las que decidieron trasladarse a otros puntos fuera de Cataluña. Una parte del negocio de Grifols se llevó a Irlanda o Vall Companys y Suez Environement, propietaria de Agbar, se mudó a Madrid.

Las últimas compañías citadas no quisieron señalar públicamente a la sed de independencia de la Generalitat como la causa fundamental para salir de Cataluña. Sin embargo, la inseguridad jurídica es, según los expertos, uno de los principales argumentos que justifican los traslados a Madrid. Por ejemplo, Joan Tugores, catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, señala que es “primordial la seguridad jurídica y que hay temor ante la posibilidad de una declaración de independencia: los empresarios quieren asegurarse de que continuarán dentro de la Unión Europea”.

Últimas noticias

Lo más vendido