duro felguera

Duro Felguera sigue la purga de directivos: despide a tres altos cargos por supuestos mensajes en Rankia

Duro Felguera
Sede de Duro Felguera en Madrid.

José María Orihuela, consejero delegado de Duro Felguera desde diciembre de 2018, continúa con la purga de altos cargos de la anterior etapa de la compañía. Tras las polémicas salidas de Javier García Laza, ex número dos de la firma asturiana, y de Alfonso Gordon, ex director de Recursos Humanos, ahora le ha tocado el turno a Ignacio Rodríguez Canseco, Director de Compras Corporativo, a Juan José Herrero, Director de Organización y Métodos, y a Roberto Pérez, Director de Riesgos. El motivo son unos supuestos mensajes contra la empresa en un foro de economía, según explican fuentes internas.

Un portavoz de la compañía ha señalado que «se han producido despidos disciplinarios con un coste cero para la compañía porque no implican indemnización». La firma no confirma los nombres de los directivos despedidos y se limita a aclarar que «no se despide a nadie por escribir en Rankia». Fuentes oficiales de la empresa añaden que «las actuaciones contra estos despedidos no han terminado».

Los directivos ‘purgados’ han negado haber escrito ningún mensaje en esos foros, en Rankia, y han prometido a sus compañeros pelear hasta el final por su puesto de trabajo, según fuentes sindicales. «Les acusan de poner mensajes en Rankia en contra de la empresa y que eso perjudica la acción de Duro Felguera. Pero lo hacen en base a que alguien en esos foros puso las iniciales de estos directivos. Es perverso: con ese argumento pueden acusar de cualquier cosa a cualquiera», explican fuentes conocedoras de la situación.

En un mensaje enviado a los trabajadores, Herrero señala que «los que habéis trabajado conmigo, codo con codo y me conocéis bien, sabéis que no es mi estilo afrontar los problemas con actitudes mezquinas, y para los que puedan dudarlo les garantizo que nunca he escrito ni en Rankia ni en ningún otro foro y menos para perjudicar a Duro Felguera, que siempre ha sido mi casa».

En otro mensaje similar a la plantilla, Rodríguez Canseco asegura que «la empresa me acusa de ser la gente que escribe en Rankia criticando Duro Felguera». «Tenéis mi palabra de que jamás he escrito ni participado de forma alguna en ese foro ni en otro sitio donde se ataque a Duro Felguera», añade el ya ex Director de Compras.

Fuentes internas señalan que la decisión de Orihuela forma parte de una estrategia para sacar de la empresa a todos los directivos de la anterior etapa de la compañía para tener el control total y «hacer y deshacer a su antojo». Algunos directivos enviaron una carta al consejo de administración criticando algunas decisiones que estaba tomando el consejero delegado.

‘Forensic’

El comité de empresa denunció hace meses que Orihuela y la presidenta, Rosa Aza, habían puesto en marcha una investigación interna, un ‘forensic’ encargado a KPMG, requisando ordenadores y móviles a los directivos, buscando posibles filtradores de información negativa para el grupo en foros de economía con la intención de manipular la acción.

En principio, esa fue la razón para los despidos de julio de García Laza y Gordon, y también lo es en el caso de la nueva oleada de salidas de octubre, los de los tres directivos citados, según fuentes internas -la compañía niega que se despida a nadie por escribir en Rankia-. Sin embargo, la presidenta admitió públicamente en julio la existencia del ‘forensic’ pero que los motivos de despido de García Laza y Gordon fueron otros, como la reducción de la masa salarial de la compañía ante los problemas financieros que acumula.

En el caso de Gordon, la presidenta Aza dio otra razón, en declaraciones a ‘La Voz de Asturias’. «Se habían detectado movimientos raros pero fundamentalmente hubo un hecho contrastable que nos dio mucho que pensar y que quebró la confianza y es que envió los objetivos de 2020 a los directivos sin conocimiento de la comisión de nombramientos y retribuciones del consejo de administración que es el competente para fijar la política de retribuciones de la compañía y además sin ponerlo en conocimiento del consejero delegado. Eso es una cosa que no puede hacer. Y eso quebró la confianza y los puestos directivos necesitan confianza en quien los ocupa», explicó. La empresa no ha contestado a este periódico sobre las razones de los nuevos despidos.

Los nuevos despidos se unen también a la salida hace semanas del secretario del Consejo, Secundino Felgueroso, y la renovación del consejo, en el que han entrado políticos socialistas como Valeriano Gómez, ex ministro de Trabajo con José Luis Rodríguez Zapatero, y Jordi Sevilla, ex titular de Industria. Elena Pisonero, ex secretaria de Estado de Turismo con el PP, abandonó el cargo de consejera a los cinco días de ser nombrada.

Lo último en Economía

Últimas noticias