Las víctimas de la crisis del coronavirus

El drama de los autónomos de ocio y tiempo libre: “Nos sentimos desatendidos, somos un sector que no se regula”

‘Al salir del cole’ es un proyecto de actividades enfocadas al ocio y tiempo libre que lo dirigen dos amigos de toda la vida, Nicolás Montoro y Rubén Estrada. Son autónomos desde que nació la empresa en 2016, una compañía que se encuentra orientada principalmente al desarrollo de actividades extraescolares de todo tipo.

El golpe de esta crisis sanitaria se ve con el cambio tan brusco que ha tenido esta compañía. Si el año pasado estaban presentes entre 10 y 11 colegios, ahora mismo solo realizan actividades en dos. Nicolás Montoro cuenta a OKDIARIO que el enfado va creciendo con el paso de los días: «Desde que comenzó la pandemia el enfado va en aumento porque no te dejan trabajar, para todo, pero no hay ayudas, no hay medidas y llegamos a la época de verano que es la época fuerte para nuestro sector y para nuestra empresa en particular, y nos vemos con que no se toman medidas». Además, amplía: «La incertidumbre genera que las familias no sepan si se apuntan o no se apuntan a las actividades, al final todo ese desconcierto, que genera la falta de medidas hace que nos enfade y que nos sintamos bastante desatendidos en ese sentido».

Desde ‘Al salir del cole’ se sienten desprotegidos, Montoro asegura que «nos sentimos desatendidos y sobre todo nos sentimos que al final somos un sector que no se regula, somos los grandes olvidados». Destaca que «se regula todo, se regula los colegios, se regula la educación, se regula los comedores, pero las actividades extraescolares, el ocio y tiempo libre, a día de hoy estamos con una ley, con una orden que se aprobó el día 1 de junio cuando la situación era totalmente distinta y no tiene nada que ver con la de ahora».

Rubén Estrada por su parte quiere lanzar un mensaje a nuestros dirigentes políticos: «Que nos apoyen y que necesitamos medidas claras y que ellos sean claros con nosotros y honestos», dice. «No que prometan mucho, hablen mucho y luego a la hora de solicitar ayudas y ver los requisitos que te piden son imposibles y al final no puedes acceder a ninguna y te encuentras a final de mes que prácticamente no hemos recibido nada», precisa.

Estos autónomos cuando se les pregunta sobre si se sienten desatendidos por el Gobierno, su respuesta es contundente: «Mucho, mucho porque todo lo que se dice en la tele de ayudas para ser autónomos, en su gran parte es mentira, o sea no hay ayudas. Las ayudas que nosotros como autónomos hemos cobrado a día de hoy, ha sido una pequeña ayuda que el Ayuntamiento de nuestro pueblo, de Colmenar Viejo, nos ha dado por un plan que se ha puesto en marcha por el propio Ayuntamiento», explica Nicolás.

Las pérdidas en este sector han sido grandes porque Rubén cuenta que «todos los ingresos a nivel privado los hemos perdido, ya que todas las clases extraescolares se han suspendido. Los talleres que hacíamos a nivel privado han sido suspendidos». Actualmente su principal ingreso está siendo: «Ayuntamientos porque las actividades públicas si podemos permitirnos el rango de monitores, que nos están fijando», precisa el autónomo. Sin embargo, recalca que «a nivel privado toda esa posibilidad de un monitor con dos, tres niños es inviable mantenerlo, todo ese ingreso que teníamos a nivel privado lo hemos perdido».

Esta pequeña empresa de ocio y tiempo libre se ha tenido que reinventar para no quedarse con el contador a cero. Por eso, Nicolás cuenta que a raíz de la pandemia tuvieron que empezar a realizar actividades online: «En marzo, abril empezamos con ellas de forma voluntaria, de forma gratuita y tuvieron buena acogida», dice. «Es un nuevo camino que nos hemos abierto, a raíz de ahí esperemos que dentro de relativamente poco tiempo podamos volver a la normalidad», precisa.

Al final este autónomo no quiere que se olvide un factor muy importante: «Quieras que no, nuestro sector es un sector de contacto, es un sector de trabajar cara a cara y que nos gusta tener contacto con los chavales, con los niños que participan en las actividades», concluye.

En OKDIARIO queremos saber tu historia

Las pymes, autónomos y empresarios están sufriendo las consecuencias de una crisis inesperada -y muy profunda- que ha cambiado la vida de miles de españoles. Ellos son el motor de España. El problema de la pandemia no es sólo el confinamiento, los rebrotes o la enfermedad Covid-19, sino que miles de emprendedores y dueños de negocio han visto cómo desaparece de un plumazo la principal fuente de sus ingresos.

Muchos denuncian que las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno de Pedro Sánchez no llegan o son insuficientes. Puede contarnos su situación en OKDIARIO. Queremos saber su historia: cuéntenosla en [email protected]

Lo último en Economía

Últimas noticias