Salarios

La crisis agudiza la desigualdad entre españoles: la brecha en los sueldos aumenta un 18% desde 2008

salarios
Un vasco cobra ya 625 euros más al mes que un extremeño (Foto: iStock)

La diferencia en el salario medio de los ciudadanos de la región más alta con la más baja se dispara al 18% en el periodo 2008-2017

Un vasco cobra ya al mes 625 euros brutos más que un extremeño: esa cifra era de 571 euros antes de la crisis

Más diferencia en el sueldo entre españoles tras la crisis. En concreto, en los últimos siete años, periodo 2008-2017, y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la diferencia entre lo que cobran los ciudadanos de la región más rica y la más pobre ha aumentado en un 18%, desde 534 euros en 2008 a 625 euros brutos en 2017.

Según el INE, el salario medio en 2017 de un vasco fue de 2.208 euros brutos mensuales, el más alto de España. Mientras, un extremeño cobra 1.583 euros brutos. La diferencia es de 625 euros al mes.

En 2008, inicio de la crisis económica y financiera, los vascos -los más altos de España ese año- ganaron 2.112 euros brutos al mes mientras que el sueldo medio de los valencianos se quedó en 1.578 euros. La diferencia entre la región más rica y la más pobre estaba en ese momento en 534 euros.

Se da la circunstancia además de que mientras hay regiones donde el salario medio de sus habitantes se ha recuperado ya y ha subido, como es el caso de Navarra -que ha aumentado en 200 euros al mes-, en otras como Extremadura el salario es similar: 1.581 euros en 2008 y 1.583 euros en 2017.

Otro dato significativo es la evolución de la eterna rivalidad Madrid-Cataluña. Los datos del INE confirman que los madrileños van ganando en poder adquisitivo mientras los catalanes mejoran su salario más despacio. En Madrid el salario medio ha pasado de 2.049 a 2.191 euros brutos mientras en Cataluña se ha pasado de 1.882 a 1.992. La diferencia entre ambas regiones ha pasado de 167 euros al mes a 199 euros. Como es sabido, los dirigentes de la comunidad catalana iniciaron en 2012 un desafío al Estado con el ‘procés’ independentista que ha tenido sus efectos sobre la economía local.

Europa

La disparidad salarial que muestran los datos del INE entre regiones se da también entre personas ricas y pobres. Según datos de Eurostat del pasado mes de mayo, España se situaba entre los países con mayor brecha salarial del continente, solo por detrás de Bulgaria, Rumanía, Lituania y Grecia.

Los datos del organismo europeo, referidos a los salarios de 2016, colocaban a España por primera vez en el Top Cinco de Europa en una clasificación que lideraba Islandia como el país donde menos brecha salarial existe -la diferencia entre lo que gana el 20% más rico y el 20% más pobre-. En España, de media, el 20% más rico cobra 6,6 veces más que el 20% más pobre, más de un punto porcentual por encima de la media europea y un punto exacto más que al inicio de la crisis, en 2008.

La desigualdad salarial en España genera un país con desigualdad de territorios, con comunidades autónomas más ricas y otras más pobres, con menores infraestructuras y peor sanidad y educación -competencias transferidas-. Eso, además, alimenta la despoblación de los territorios más pobres.

Últimas noticias