El desempleo se dispara

El coronavirus vacía las arcas públicas: el Gobierno perderá 20.000 euros por cada trabajador en paro

El coronavirus vacía las arcas públicas: el Gobierno perderá 20.000 euros por cada trabajador en paro
Desempleo

La factura de la crisis del coronavirus ha disparado el gasto del Gobierno de Pedro Sánchez, dejando vacías las arcas del Estado. En concreto, el Ejecutivo perderá 20.000 euros al año por cada trabajador que se sume a la cola de la Oficina de Empleo según ha calculado el presidente de los gestores administrativos Fernando Jesús Santiago Ollero. Un calculo que tiene la base en un trabajador de clase media que cobra un total de 18.000 euros al año.

En concreto, el Sánchez se enfrenta a un problema doble: dejará de recaudar hasta un 38% del sueldo de lo trabajadores en impuestos y además tendrá que hacer frente al pago de la prestación por desempleo de los empleados, siendo el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) el encargado de hacer frente a este pago.

Solo en impuestos, las arcas del estado dejaran de ingresar al año 6.000 euros por cada trabajador que se quede en la ‘calle’ y teniendo en cuenta que la crisis del coronavirus mandará a más de un millón de empleados a tramitar su prestación de desempleo al SEPE. El Ejecutivo recaudará 6.000 millones de euros menos por el impacto de la pandemia.

Por otro lado, el SEPE se dejará más de 14.000 euros al año en pagar la prestación de desempleo de cada trabajador hasta desembolsar más de 14.000 millones de euros por el impacto de la pandemia en la economía española.

El impacto en el desempleo 

En España, se calcula que más de un millón de trabajadores se sumarán a la cola del paro por el impacto de la crisis del coronavirus en el tejido empresarial. Una cifra que según la Comisión Europea se podría disparar una vez finalicen en el mes de septiembre los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que se suma a que hasta dentro de dos años no recuperaran los niveles previos al covid-19. Aunque para el presidente de los gestores administrativos se trata de «un mecanismo motivador que impulsa a la empresa a agotar todas las posibilidades para salvar la empresa».

Por su parte, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha avisado este martes de los peligros de las herramientas que ha utilizado Yolanda Díaz para mantener el empleo y minimizar los despidos en el tejido empresarial español. En concreto, ha alertado de los posibles resultados que podría tener alargar demasiado los ERTE, ya que «pueden suponer la extinción de algunos trabajos, que probablemente no se puedan recuperar».

La mala gestión lastra a las empresas

Una factura que se suma a las empresas que no van a pagar impuestos por que van a bajar su persiana para siempre. En concreto, la mala gestión del Gobierno de Pedro Sánchez durante la crisis del coronavirus ha disparado la mortalidad de las empresas españolas hasta un 30%. En concreto, de los 200.000 negocios que se han quedado por el camino por el impacto de la pandemia en el tejido empresarial español, los gestores administrativos prevén que 60.000 han bajado la persiana por la falta de medidas del Ejecutivo.

Según Santiago Ollero, «desde que se produjeron los primeros coletazos de la crisis del coronavirus, pedimos al Ejecutivo una serie de medidas para salvar al tejido empresarial español como la moratoria de impuestos, financiación para las empresas y ayudas para los autónomos, que no han llegado a tiempo para salvar a los 60.000 negocios que van a cerrar sus puertas por la mala gestión del Gobierno de Sánchez».

Los negocios se preparan 

Además, la incertidumbre que ha generado la crisis del coronavirus ha provocado una avalancha de consultas de los empresarios en los despachos de abogados con el objetivo de preparar la reconstrucción de sus negocios, adelantándose al Gobierno. Los empresarios no quieren que el fin de los ERTE les pille de sorpresa en el mes de septiembre.

De momento, el Gobierno y los agentes sociales han acordado la prorroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre. En concreto, a los expedientes de fuerza mayor total vigentes actualmente se les aplicará una exención en las cotizaciones empresariales del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre en el caso de empresas con menos de 50 trabajadores.

Mientras, que para las empresas con más de 50 empleados, la exoneración de las cuotas será del 50% en julio, del 40% en agosto y del 25% en septiembre. El Gobierno de Pedro Sánchez ha reducido notablemente estos porcentajes en comparación con los establecidos hasta el 30 de junio, que eran del 100% para las empresas con menos de 50 trabajadores y del 75% para las de más de 50, pero a cambio esta figura no desaparece con la llegada del 30 de junio.

Lo último en Economía

Últimas noticias