Hasta que la denuncia llegó a la CNMV

Consejeros, ejecutivos y el Comité de Ética de DIA obviaron denuncias internas de delitos contables

DIA
El ex consejero delegado de DIA, Ricardo Currás. (Foto: EFE)

Consejeros, altos ejecutivos y hasta el Comité de Ética de DIA se cruzaron de brazos y no hicieron nada cuando un ex directivo de la firma alertó por escrito de las falsedades contables que se estaban llevando a cabo en la compañía a principios de 2018. Todo cambió cuando las denuncias con las irregularidades contables que estaban haciendo el ex consejero delegado, Ricardo Currás, y el todavía número tres de la empresa, Faustino Rodríguez, llegaron a la CNMV en agosto de 2018.

De acuerdo con fuentes conocedoras de la situación, las denuncias que llegaron a la CNMV en agosto y que provocaron tanto el cese de Ricardo Currás pocos días después como el anuncio de una investigación interna por parte de la compañía en octubre, tuvieron primero un recorrido interno que fue totalmente obviado.

Las denuncias que acabaron en los despachos de la CNMV pasaron primero por los consejeros del ruso Mikhail Fridman, propietario actualmente del 29% de DIA. El informe con las infracciones contables llegó por correo electrónico a Karl-Heinz Holland, uno de los tres consejeros del ruso en la compañía, hoy ya fuera de la empresa por la negativa de Fridman de apoyar la ampliación de capital propuesta por el Consejo.

El consejero de DIA respondió a los ex directivos denunciantes que les remitieran en inglés el informe, puesto que no sabe español. Recibido en inglés el informe, nunca más se supo de Holland.

Además de al entorno del ruso, las denuncias llegaron internamente también a los altos directivos de la empresa. La estrategia ordenada a la segunda línea de directivos de DIA para cuadrar las cuentas de 2017 por Ricardo Currás y Faustino Domínguez, todavía número tres de la empresa, fue contestada internamente, sin éxito tampoco.

Comité de Ética

Los denunciantes no pararon e hicieron llegar el informe, publicado por este diario el 25 de enero, incluso al Comité de Ética de la firma. La respuesta de éste Comité fue que no veían ninguna anomalía, según explican fuentes al tanto. En ese momento, el Comité de Ética lo dirigía Miguel Ángel Iglesias Peinado, que ahora es miembro del Consejo de Administración de la compañía.

Los denunciantes hicieron llegar su informe al Comité de Ética, que respondió que no había anomalías. Lo presidía Miguel Ángel Iglesias, nombrado ahora miembro del Consejo de Administración

Pese a que nadie en DIA vio anomalías pese a las denuncias, el informe llegó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a principios de agosto de 2018. Y lo que todo el mundo obvió durante meses se convirtió en un grave problema financiero que ha acabado con una denuncia en la Fiscalía y con la petición a Currás que devuelva parte de su indemnización por estas irregularidades.

Esa denuncia se produce después de que la empresa iniciara una investigación interna semanas después de que la CNMV recibiera el informe, además de recalcular las cuentas de 2017 y 2018 -ejercicios a los que afectaban las falsedades contables denunciadas-.

Últimas noticias