Con la Cuenta Calderilla, un presupuesto mensual y planificación, ahorrar es más sencillo

Las claves de ABANCA para ahorrar este 2018 sin darse cuenta

Abanca-ahorrar
(Foto: iStock images)

Además de ofrecer productos más rentables, más sencillos o más útiles que los de sus competidores, algunos bancos están empezando a evaluar otras vías de llegar a posibles clientes como, por ejemplo, ofreciendo información práctica sobre lo que más saben: ¡dinero!

Hemos encontrado un blog de un banco español en el que se agrupan diferentes trucos, consejos y recomendaciones de economía doméstica y práctica, como formas originales de ahorrar.

De forma sencilla y sin que repercuta en exceso en los ingresos, ABANCA ofrece la posibilidad de sacar partido a la calderilla digital. Las monedas ‘sueltas’ también se quedan en nuestra cuenta corriente: esos céntimos que sobran, los euros que faltan para redondear una cantidad… La Cuenta Calderilla permite a los clientes guardar estas monedas en una hucha digital. Si compras una camisa de 36 euros con tarjeta, ABANCA te permite redondear el importe de la compra al siguiente múltiplo de 5. Del gasto de los 36 euros, se haría un cargo de cuatro euros en tu cuenta de forma automática.

Además de las monedas sueltas digitales, también están las reales. Compramos productos diariamente, como el pan, el periódico o el parking, y los solemos pagar en metálico. Por ello, desde ABANCA recomiendan que las monedas que sobran se guarden en una hucha particular. Sumando granito a granito se hace una montaña y lo que hoy pueden ser 20 céntimos mañana pueden convertirse en 10 euros.

Presupuesto mensual y planificación

Otro de los pasos "básicos" es establecer un presupuesto mensual: tener claro cuáles son los ingresos y los gastos. Parece que es algo evidente, pero conocer el estado de la cuenta después de abonar los gastos fijos -como la hipoteca, la luz o el gas- y los eventuales o imprevistos -como el ocio, la ropa o el coche- permite estar un pasito más cerca de las posibilidades de ahorro que hay sobre la mesa. Sobre todo, por el hecho de que da la posibilidad de planificarse.

La planificación es importante, pero comparar precios también. ABANCA recomienda optar por la compra online cuando se trate, sobre todo, de productos tecnológicos, electrodomésticos, decoración o libros. Se puede ahorrar mucho dinero rastreando las ofertas que hay por Internet y que están ausentes en muchos de los comercios físicos. Y ojo, porque si da reparo comprar online, el banco permite crear una tarjeta virtual desde el móvil para comprar de forma segura.

Eso sí, no hay que lanzarse a comprar todo. Si el ahorro tiene una enemiga, esa es la compra impulsiva. Toma tu tiempo, medita si lo necesitas y evita aquellas adquisiciones innecesarias. Hay que optar por lo imprescindible: “Si quieres comprar algo que no te hace falta inmediatamente, espera a final de mes e invierte parte de tus ahorros, ¡y hazlo siempre con cabeza!”

La Cuenta Clara: traspaso automático

Con la irrupción de las nuevas tecnologías, es más sencillo gestionar los ahorros con el "mínimo esfuerzo". ABANCA ofrece, por ejemplo, una cuenta que ahorra automáticamente el saldo por encima del límite en una segunda cuenta remunerada.

Es decir, se traspasa cada mes de forma automática el saldo que exceda de 3.000 euros. Y sin comisiones.

Lo último en Economía

Últimas noticias