Motor

El cierre de Nobel Plastiques pone en jaque a Renault: no encuentra otro proveedor y no descarta volver a parar

Los trabajadores de Nobel Plastiques Ibérica de Sant Joan Despí (Barcelona) han ratificado por una amplia mayoría el acuerdo sobre el ERE

Oxígeno para la industria del automóvil: las plantas de Renault en España dicen adiós al ERTE

Un respiro en plena crisis: Renault abrirá su planta de Valladolid en fin de semana por el exceso de demanda
Un respiro en plena crisis: Renault abrirá su planta de Valladolid en fin de semana por el exceso de demanda

Malas noticias para Renault. El fabricante automovilístico galo ha conseguido esquivar la crisis del coronavirus, ya que fue el primero en comenzar a producir a pleno rendimiento con la reincorporación del 100% de su plantilla. No obstante, el cierre de la planta de uno de los proveedores de la firma del rombo -Nobel Plastiques Ibérica- ha puesto en jaque el futuro de las factorías en España.

Así lo han asegurado fuentes de la compañía en conversaciones con OKDIARIO: «No encontramos proveedor para sustituir el suministro que realizaba Nobel Plastiques Ibérica a las plantas de ensamblaje en España». En concreto, se trata de una pieza clave tanto para la producción del Captur en la planta de Valladolid como para el Megane y el Kadjar en la factoría de Palencia, sin la que la cadena de montaje no puede arrancar.

Ante este escenario la firma de rombo se ha visto obligada a parar cinco días en las tres últimas semanas en la planta de Palencia y suspender la bolsa de trabajo convocada para el fin de semana en la factoría de Valladolid «para ganar tiempo». Y es que sólo el parón del pasado sábado y domingo se traduce en el ensamblaje de 600 unidades menos del Captur. No obstante, no descartan que las fábricas de montaje del grupo tengan que volver a parar.

El ‘frenazo’ de Palencia

«La factoría de Palencia ha cerrado más días, ya que está enviando material para que Valladolid no pare debido a su alta competitividad», han asegurado fuentes conocedoras de la situación a este diario. Sin embargo, la empresa no ha querido confirmar esta información, ya que se trata de asuntos internos entre factorías.

Por su parte, han destacado que el grupo del sector automovilístico está trabajando con el objetivo de recuperar la normalidad en octubre, ya que contaba con los planes de cierre del proveedor con sede en Barcelona: «La compañía está estudiando semana a semana la situación de suministro de las factorías».

Renault a pleno rendimiento

El fabricante automovilístico galo confirmó a este diario que «la planta de Valladolid abrirá al menos diez fines de semana hasta final de año por el buen comportamiento comercial y el aumento de la demanda, a pesar del impacto de la crisis del coronavirus». Una apertura que se traduce en un aumento de la producción, ya que los sábados el turno de mañana ensambla 400 unidades diarias y el turno de noche de los domingos de 250 vehículos al día.

No obstante, han destacado que «los turnos se están estabilizando y la producción se está adaptando a la demanda, lo que ha permitido que la compañía estudie semana a semana como afecta la evolución de la pandemia a los niveles de trabajo de la factoría». Pero aseguran que «el aumento de la producción no supone nuevas contracciones de personal, si no que se trata de una serie de medidas de flexibilidad que ya se contemplan en el contrato de los trabajadores».

La factoría del rombo en la ciudad del Pisuerga emplea 4.500 profesionales y produce alrededor de 1.100 vehículos al día, mismas cifras que tenia la planta del fabricante automovilístico francés antes del impacto de la crisis del coronavirus.

Un cierre más en Barcelona

Los trabajadores de Nobel Plastiques Ibérica de Sant Joan Despí (Barcelona) han ratificado el acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) al que llegaron el viernes la dirección y el comité de empresa. Se trata de una compañía, del sector de la automoción, dedicada a la fabricación de conductos para combustible de los vehículos, pertenece al grupo turco Orhan Holding.

En el marco del acuerdo se han pactado para los 200 trabajadores de la compañía, entre fijos y contratados, unas indemnizaciones de 50 días por año con un máximo de 190.000 euros. Asimismo, incorpora un convenio especial de cotizaciones con la Seguridad Social para las personas que tengan de 55 años en el momento de salida hasta que cumplan los 61 años.

Por último, se contratarán los servicios de una empresa de recolocación para ayudar a las trabajadoras y trabajadores a reincorporarse al mercado laboral. Desde CCOO, se admite que a pesar de que no se ha podido evitar el cierre de la planta se han conseguido unas buenas condiciones para la plantilla, por encima de las planteadas inicialmente por la empresa y por encima de lo que marca el límite legal.

Lo último en Economía

Últimas noticias