Compañías y empresas

El CEO de Repsol vuelve a comprar 5.000 acciones pese a que le cuestan casi 7.000 euros más caras

La compañía del sector petrolero ha diseñado una nueva 'hoja de ruta' que incluye una inversión de más de 18.000 millones de euros en cinco años

Repsol reducirá su dividendo un 40% y confirma la salida a Bolsa de su división renovable que adelantó OKDIARIO

El CEO de Repsol vuelve a comprar 5.000 acciones pese a que le cuestan casi 7.000 euros más caras
Repsol, pesimista sobre el presente de la economía española.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, no ha querido faltar a su cita con la petrolera y ha acudido a su compra trimestral de 5.000 títulos a pesar de que el precio de la acción se encuentra en máximos desde el pasado mes de junio con un precio de 8,37 euros por título. En concreto, esta compra le ha salido 7.000 euros más cara que la del trimestre anterior por la revalorización de la multinacional energética y petroquímica española en Bolsa.

En concreto, Imaz se ha gasto este trimestre casi 42.000 euros en la compra de 5.000 títulos -naturaleza de la operación- que se ha hecho efectiva este lunes según un comunicado que ha remitido la compañía petrolera a la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV). El consejero delegado de la petrolera ha decidido no retrasar está operación y apostar por la compañía al invertir 41.850 euros, lo que se traduce en 6.950 más que en el mes de agosto.

Una compra en la que el consejero delegado ha asumido un sobreprecio, ya que Imaz adquirió los títulos por 8,35 euros y la compañía petrolera ha cerrado a 8,05 euros con caída de más del 5% en la jornada de este lunes. En concreto, Imaz ha pagado 1.600 euros más del valor con el que ha cerrado Repsol la sesión en la Bolsa de Madrid.

La compañía del sector petrolero ha diseñado una nueva ‘hoja de ruta’ que incluye una inversión de más de 18.000 millones de euros en cinco años para impulsar la transición con el objetivo de conseguir un modelo multienergía y alcanzar las cero emisiones netas

Imaz también compró 5.000 acciones el pasado 31 de agosto -fiel a su cita trimestral con Repsol- a razón de 6,98 euros cada uno, hasta invertir 34.900 euros en la operación. Un precio que se ha visto gravemente penalizado por la caída en picado del valor del barril de ‘oro negro’ desde que la crisis comenzó a dar sus primeros coletazos en el mes de marzo.

Caída del precio de la acción

«Las acciones de Repsol están muy baratas cotizando a 8,058 euros por acción. Su máximo fue en 2007 que llegó a cotizar a niveles de 27,7977 con el precio del crudo era de 72,39 dólares el barril»

Por su parte, el gestor de inversiones de Metagestión, Alfonso Batalla, ha explicado a este diario que «el consejero muestra su compromiso con la compañía del sector petrolero, que se ha visto gravemente penalizada por el desplome del precio del crudo por los efectos derivados de la pandemia ante las restricciones que han impuesto los distintos gobierno a la libertad del movimiento de las personas».

«Las acciones de Repsol están muy baratas cotizando a 8,058 euros por acción. Su máximo fue en 2007 que llegó a cotizar a niveles de 27,7977 con el precio del crudo era de 72,39 dólares el barril. Con la caída del precio del crudo las acciones de la compañía se han visto penalizadas y han pasado de 14,36 euros la acción el 8 de enero a 5,226 el 29 de octubre», explica Batalla.

No obstante, las acciones de compañía que dirige Josu Jon Imaz se han revalorizado desde mínimos del mes de marzo casi un 60% hasta cotizar por encima de los 8 euros por título, debido a la relajación de las medidas restrictivas para frenar la propagación de la pandemia y el aumento de los casos positivos.

Batalla destaca que «la compañía va a destinar en su plan estratégico una gran cantidad de inversión a energías renovables con el objetivo de convertirse en una empresa que capaz suministrar gasolina, gas y energía, a pesar del impacto que ha asestado la crisis del coronavirus en la compañía». «De esta manera la compañía se garantiza un futuro teniendo en cuenta la caída de los volúmenes de petróleo que se va a ir demandando de aquí en adelante», concluye.

El nuevo plan estratégico de Repsol

La compañía del sector petrolero ha diseñado una nueva ‘hoja de ruta’ que incluye una inversión de más de 18.000 millones de euros en cinco años para impulsar la transición con el objetivo de conseguir un modelo multienergía y alcanzar las cero emisiones netas. En concreto, se trata del segundo plan de inversión desde que Imaz tomó las riendas de la multinacional con sede en Madrid.

No obstante, la compañía anunció ese mismo día que iba a recortar un 40% su dividendo para 2021, a 0,6 euros por cada título, tras el reparto de un euro por acción, por las dificultades que atraviesa el sector. La compañía ha sacrificado la remuneración para acelerar su crecimiento en 2021, pero esta cantidad se ira incrementando progresivamente hasta alcanzar los 0,75 euros por cada acción.

Lo último en Economía

Últimas noticias