Banco Sabadell y CaixaBank

La banca de inversión mete la ‘tijera’ en la banca española con un recorte de precios objetivos

Caixabank
Sede de Caixabank (Foto: caixabank.es)

Febrero se ha convertido en un particular 'vía crucis' del sector financiero español, que pese ha cerrar 2018 aumentando su beneficio más de un 20%, el prolongado escenario de bajos tipos de interés que se contempla ha provocado una oleada de recortes en los precios objetivos de la banca nacional, que está sufriendo en Bolsa por ello.

Febrero se ha convertido en un particular ‘vía crucis’ del sector financiero español, que pese a cerrar 2018 aumentando su beneficio más de un 20%, el prolongado escenario de bajos tipos de interés que se contempla ha provocado una oleada de recortes en los precios objetivos de la banca nacional, que está sufriendo en Bolsa por ello.

Sólo Bankia, BBVA y Bankinter, que cotizan prácticamente planos en el mes, se salvan de la quema bursátil que está sufriendo el sector en el Ibex 35 como consecuencia de la oleada de recortes por parte de los analistas, a quienes los inversores parecen estar haciendo caso castigando a CaixaBank y Banco Sabadell especialmente, que han perdido más de un 10% en sendos casos.

Ambos bancos, muy expuestos al mercado español, son los más castigados por las firmas de inversión. CaixaBank ha vuelto a precios de 2016, último año en el que los títulos de la firma con sede en Valencia perdieron los tres euros. El motivo de tal castigo en Bolsa se debe a que Thomson Reuters, Alantra, Kepler Cheuvreux, JP Morgan, Credit Suisse y Jefferies han decidido recortar su precio objetivo al entorno de los 3,5 euros por acción (por encima de su valor actual, eso sí).

Banco Sabadell, por su parte, es el banco más damnificado en lo que llevamos febrero en Bolsa debido, una vez más, a los recortes en su potencial. La ‘china’ en el zapato que le está suponiendo su filial británica, TSB, está pesando en sus resultados, y en su cotización, que desde principios de noviembre de 2018 ha sufrido una caída del 30%. Sólo en lo que va de febrero ya acumula un desplome del 15%.

Aunque menos castigada que CaixaBank, la entidad que preside Josep Oliu ha sufrido recortes en su precio objetivo por parte de firmas como UBS, Deutsche Bank, Credit Suisse o Jefferies. Cabe destacar, eso sí, que en sendos casos algunos bancos de inversión, pese a recortar su precio objetivo, recomendaban comprar sus títulos, toda vez que les seguían otorgando potencial alcista.

Morgan Stanley, Goldman Sachs, Credit Suisse y KBW han empeorado sus recomendaciones sobre prácticamente el conjunto del sector -menos Banco Santander-. Cabe destacar a la entidad que preside Ana Botín como el único banco de los seis que cotizan en el Ibex 35 que se salva de los golpes de las firmas de inversión.

Últimas noticias