Líder de la sesión matinal

Vandoorne vuela con el McLaren en Barcelona

Stoffel Vandoorne con el McLaren MCL33
Stoffel Vandoorne con el McLaren MCL33

Como Matt Damon en El Caso Bourne, McLaren se ha despertado en el barco de Renault dónde le han curado de más de una herida de bala. La deriva de Honda no provoca amnesia: tres años repitiendo el ridículo por Barcelona son como el andar, no se olvida. A los británicos les quedaba en Mordor aquello de competir en la zona VIP de la tabla. Y sí, son sólo entrenos, pero en la Fórmula 1 sólo cuenta el presente.

Y el ahora ya no son sólo sensaciones e ideas de chiringuito. La realidad es Vandoorne destrozando el crono de Montmeló en el segundo día de test.  Stoffel marcó un 1:20.325 con hiperblandos. Superando en 7 décimas el mejor tiempo de Fernando Alonso en la Q3 de España 2017. A tan sólo 55 milésimas del mejor tiempo marcado, minutos más tarde, por Valtteri Bottas con el Mercedes. Otro rollo.

Más de 35 vueltas a bordo del MCL33, algo casi inédito en los tiempos pretéritos. Todo se establece en una dimensión desconocida, un agujero de gusano que les parece relanzar a una nueva galaxia. Así las cosas, la sesión no paró en la mañana. El helado asfalto de Montmeló encontró una solución para la amenaza de nieve: no hay pausa para la comida. El día será del tirón… aunque veremos hasta donde llega.

Lo último en Deportes