Champions League 2019-20: Lille - Valencia

El Valencia se quema en Lille

Al Valencia se le han escapado dos puntos importantes en Lille después de que Ikoné igualara el tanto de Cheryshev en el descuento en un mal partido de los de Celades.

valencia
cronica-lille-valencia-Champions-League-interior

El Valencia se deja dos puntos fundamentales en Lille después de un mal partido. Ikoné evitó la victoria del cuadro che con un tanto en el descuento. Este punto le complica la vida en la Champions. Tuvieron los tres puntos al alcance de su mano pero no supieron jugar los últimos minutos y los franceses igualaron el tanto de Cheryshev. Los de Celades jugaron con fuego durante todo el encuentro, solo la poca efectividad del Lille cara a puerta les permitía seguir vivos pero al final se quemaron.

Este partido era una final, y más después de la victoria del Chelsea ante el Ajax. En la memoria estaba el duelo del año pasado frente al Young Boys, donde empataron a uno en un pésimo encuentro de los ches que pudieron irse de Suiza con una derrota. Llegaban a Lille con la intención de que no se repitiera la historia y espantar aquellos fantasmas. Para ello Celades apostó por un once muy similar al del Wanda Metropolitano, con Gameiro y Diakhaby como únicas novedades.

El Lille incomodó al Valencia desde el primer minuto. Su presión alta impedía a los blanquinegros sacar la pelota jugada con comodidad. La idea del conjunto francés era presionar arriba, no permitir que su rival se sienta bien con el balón y conecte con Parejo. De hecho, en los primeros minutos les dieron un susto tras una perdida del capitán valencianista en la salida de balón.

Pese a no sentirse a gusto, el Valencia se mostró tranquilo, buscando la manera de superar esas líneas de presión. Los balones largos hacia Maxi eran una solución. Ahí conseguían generar algo de peligro aprovechando que el cuadro francés estaba jugando con las líneas muy adelantadas. También probaron suerte por las bandas. Por ahí llegó la primera ocasión clara de los che.

Gameiro no conectó bien el disparo tras un buen pase atrás de Wass. Sin embargo, era el Lille quien daba más sensación de peligro. Los franceses llegaban más a la meta de Cillessen pero, por fortuna para el Valencia, no conseguían finalizar bien. Los últimos minutos del primer tiempo eran un acoso y derribo del cuadro local. Estrellaron un balón en el larguero, protestaron un posible penalti que el VAR no decretó al considerar que no había nada.

Empate al descanso y gracias

El descanso le vino como agua de mayo al Valencia que terminó pidiendo la hora. Los ches tenían la posesión, aunque la mayor parte del tiempo era en campo propio. La presión del equipo galo provocó numerosas perdidas. En ataque el Valencia no existía. Apenas gozaron de una oportunidad, la presión era inexistente y los de Christophe Galtier fueron muy superiores. Lo mejor para el Valencia era el resultado.

Tocaba reaccionar tras una primera mitad para olvidar donde el Lille anuló por completo el planteamiento de Celades. Estaban jugando con fuego y empezaban a aparecer los fantasmas del Young Boys. El técnico reaccionó y sacó a Carlos Soler por Kondogbia. Coquelin volvía a su puesto junto a Parejo y el canterano se ponía en la derecha. Su entrada les dio algo de profundidad. En el primer tiempo esa banda estuvo ausente.

Cheryshev da alas al Valencia

La fórmula de juego cambió en la segunda parte. En vez de salir en corto, ante la presión del Lille, optaron por jugar en largo para saltar esas líneas de presión. Precisamente por esa banda derecha llegó el primero del Valencia. No estaban llegando, les faltaba mover la pelota con más rapidez. En cuanto lo hicieron perforaron la meta de Maignan. Cheryshev culminó una contra perfecta para adelantar a su equipo.

Respiraba el conjunto che tras ese tanto del ruso. Pero los locales no iban a dar su brazo a torcer fácilmente. Este resultado no les valía porque les dejaba casi sin opciones de seguir vivos en la Champions. Por eso su técnico puso toda la carne en el asador con varios cambios ofensivos. Eso les dejaba más espacios a la contra. Sin embargo, no supieron aprovecharlo.

El Lille puso en apuros a Cillessen y a punto estuvo de anotar el empate. La poca efectividad del equipo francés de cara a puerta estaba salvando al Valencia. La expulsión de Diakhaby dejaba con 10 a su equipo para los últimos minutos del encuentro, lo que obligó a Celades a sacar a Garay. El choque acabó como en la primera parte, con acoso y derribo del cuadro local y los ches encerrados en su área.

Al final el equipo local consiguió sacar petróleo y empató el choque para poner el 1-1. Otra vez una segunda jugada, otra vez una segunda opción de disparo para los galos, pero en esta ocasión sí la aprovecharon. Jugaron con fuego y se quemaron. Ikoné hacía justicia y dejaba tocado al Valencia. Con suspense porque la jugada fue revisada por el VAR pero el gol subió al marcador. Se repetía el resultado del año pasado en Suiza en la tercera jornada frente al Young Boys. Este resultado obliga al Valencia a ganar en Mestalla al Lille, no se pueden permitir otro tropiezo.

Lo último en Deportes

Últimas noticias