Superó al francés en tres sets (6-0, 7-5, 6-2)

Nadal cumple ante Gasquet y se regala la tercera ronda en París

Rafael Nadal selló el pase a tercera ronda de Roland Garros después de derrotar a Richard Gasquet en tres sets (6-0, 7-5, 6-2). El balear se cita con Norrie en su próximo compromiso en París.

Nadal
Nadal, en un partido de Roland Garros. (Getty)

Un cumpleaños a la altura, en el mejor escenario, el de siempre, y con el regalo de la victoria para un merecido pase a tercera ronda. En la fiesta de Rafael Nadal se coló incluso un viejo amigo, Richard Gasquet, que no fue más que mero espectador del paseo triunfal (6-0, 7-5, 6-2) del manacorense sobre la Philippe Chatrier. En la sesión nocturna, la más selecta y novedosa en París, Rafa levantó los brazos para abrirse paso a la tercera ronda de Roland Garros con sus mejores galas tenísticas, que asustan a los rivales que tratarán de pelearle el título.

35 años dan para mucho, y en el caso de Nadal para levantar hasta 13 títulos en Roland Garros. Ambicioso como pocos en la historia del deporte, el balear sólo piensa en sumar una copa más a sus vitrinas, y el segundo escollo en su misión respondía al apellido de Gasquet. Tenista local, la gran promesa de la generación del 86 –la misma que Nadal– y, aunque venido a menos, uno de los talentos sin imitación del circuito. En el debe del francés, su 16-0 en contra en el head to head con Rafa, que no le daba para ser optimista en el partido.

El encuentro debía ser una fiesta y Nadal puso todo de su parte para que todo resultase favorable. El primer set tuvo todos los alicientes favorables para el manacorense, incluso el lazo, en forma de rosco, que decoró la exhibición del rey de la tierra en la Chatrier. Rafa dominaba con la derecha, el revés, el saque y la volea, mientras Gasquet se resignaba a esperar una oportunidad que ni llegaba, ni apuntaba a aparecer.

En las mejores celebraciones, el protagonista da un discurso, un monólogo, y Nadal cumplió con su cometido. Sin embargo, en lugar de micrófono el español portó su raqueta, que cumplió el cometido. Todo el mundo le prestó atención, le alabó y le deseó la mayor felicidad posible en su día. Rafa, mientras, seguía deleitándoles con su tenis, excelso en todos los ámbitos y que a las puertas del final del segundo set sólo había brindado dos juegos a Gasquet, castigado en el ‘cumple’ de Nadal.

Exhibición y lapsus en el segundo

Rafa disfrutaba, pero fruto de ello también llegó una ligera relajación que espoleó a su rival, en la lona minutos antes pero que sacó fuerzas de flaqueza, y de su extraordinario revés a una mano, para igualar la contienda y obligar, rotura de servicio a Nadal mediante, a una resolución igualadísima del segundo parcial.

El golpe habría afectado a cualquiera con virulencia, pero Nadal se las sabe todas, y más en Roland Garros. Más allá del horario nocturno y lo desangelado de las gradas, el manacorense supo como actuar, y lo hizo con precisión quirúrgica para con un nuevo break asestar el golpe definitivo al set. Con un 7-5, Rafa se colocaba a un mero parcial de sellar el pase a tercera ronda de Roland Garros.

Resolución de campeón

Nadal había visto como su rival subía el nivel sobre la pista, ya sin nada que perder y despojado de la frustración derivada del rosco inicial. Los intercambios eran de nivel pero en la derecha del balear se encontraba casi siempre un punto más de ritmo y calidad. Así las cosas, el break final era cuestión de tiempo y el número uno español, tercero del mundo, lo encontraría en el sexto juego, sufrido, pero en el que el ritmo de pelota de Rafael acabaría desquiciando a Gasquet.

El resto de partido, un homenaje para el cumpleañero, que después de dos horas y cuarto de batalla ponía punto y final a su fiesta para levantar los brazos y firmar el pase a tercera ronda de Roland Garros, donde el sábado le espera el británico Cameron Norrie, con la misión de, cuanto menos, arrebatarle el primer set del torneo al trece veces campeón.

Lo último en Deportes

Últimas noticias