JUEGOS OLIMPICOS 2018: ESQUÍ ALPINO

Las lágrimas de Lindsey Vonn tras quedarse sin el oro en descenso: «Quería ganar por mi abuelo»

lindsey vonn
Lindsey Vonn posa desnuda para promocionar su libro.

Lindsey Vonn rompió a llorar tras ver como se le escapaba el oro en la prueba reina de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, que se están disputando en PyeongChang. La esquiadora estadounidense se tuvo que conformar con la medalla de bronce, ya que fue la italiana Sofia Goggia quien se proclamó campeona olímpica tras acabar la prueba en primera posición después de realizar una prueba de descenso casi perfecta.

"Quería ganar por mi abuelo, pero creo que estará orgulloso igual", comentó Vonn al terminar. La esquiadora norteamericana, regresaba a unos Juegos Olímpicos ocho años después de su triunfo en Vancouver (Canadá), dejando atrás las lesiones que le impidieron estar en los Juegos de Sochi (Rusia) hace cuatro años. A sus 33 años volvía con la ilusión de una niña y la esperanza de reconquistar el trono en descenso para dedicarle el triunfo a su abuelo, Don Kildow, fallecido el pasado mes de noviembre a los 88 años.

Lindsey Vonn lamentó no haber podido proclamarse campeona olímpica por segunda vez en su carrera, título que habría añadido al de Vancouver, al doble oro mundial y a los cuatro títulos conquistados en la Copa del Mundo. De ahí que rompiera a llorar tras finalizar en tercera posición, aunque está convencido de que su abuelo seguirá estando muy orgulloso de ella por conseguir subirse al podio en unos Juegos Olímpicos.

Lo último en Deportes

Últimas noticias