Final Liga Endesa

Un heroico Baskonia consuma el fracaso del Barça

Una década después, Baskonia lo ha vuelto a hacer. Los vitorianos ganaron otro título de Liga Endesa a un Barça que ha fracasado con estrépito en la temporada en la que invirtieron como nunca y en la que se marchan en blanco. Si hace 10 años, Fernando San Emeterio entró en la leyenda del equipo vasco con una canasta en los últimos segundos, en esta ocasión fue el argentino Luca Vildoza quien decidió a tres segundos del final.

El título guarda un especial componente sentimental para Dusko Ivanovic, quien regresó este año al equipo para ganar otro título cuando parecía poco menos que imposible. Baskonia llevaba exactamente una década sin ganar ningún título y lo han hecho contra todo pronóstico. Mirotic queda muy señalado en esta final por no estar en los minutos finales expulsado por falta y por acabar con -1 de valoración.

El partido comenzó con un Baskonia muy agresivo en defensa. Los chicos de Ivanovic sorprendieron a un Barça que compareció muy errático en el tiro de tres y con un Mirotic que jugaba a cámara lenta frente a los atléticos aleros rivales. Los vitorianos se llegaron a marchar por seis puntos durante el primer periodo hasta que el Barça reaccionó con la entrada de Heurtel.

El base francés lideró un parcial de 7-0 para cerrar el primer cuarto y poner a los suyos al frente en el marcador. Una gran racha de Kuric –8 puntos sin fallo en el tiro– puso tierra de por medio frente a un Baskonia que no encontraba las maneras de anotar fácilmente. El descaro de Shields era la única buena noticia para los vascos frente a un Shengeila del que no había grandes noticias.

El Barça se llegó a marchar por una decena de puntos, pero su escapada fue mínimamente neutralizada por un Ilimane Diop que hacía valer su superioridad física en los tableros. La renta de seis puntos al descanso era lo justo para un partido en el que Mirotic estaba prácticamente inédito con seis puntos y 1 de valoración.

El arranque de la segunda mitad confirmó que Baskonia no iba a vender barata su piel. Vildoza dio un paso adelante con dos triples prácticamente consecutivos para igualar el marcador a 41 puntos. El base argentino estaba desastado en todos los sentidos contagiando a compañeros que habían permanecido lejos de su nivel como Shengeila.

El final del tercer cuarto vio como al Barça se le iba secando la mecha. Los culés consiguieron sólo 12 puntos en 12 minutos, mientras Baskonia llegaba a marcharse hasta por tres tantos tras una racha de Janning. El Barça se encontraba contras las cuerdas con tres minutos transcurridos del último periodo. Fue entonces cuando Higgins apareció para justificar su estatus en el equipo con cinco puntos consecutivos.

A los vitorianos le entraron las dudas, pero Shengeila consiguió sacar a Mirotic del partido a cinco minutos del final tras ser expulsado por faltas. El MVP de la Liga Endesa terminó con -1 de valoración y un paupérrimo 4 de 13 en tiros de campo.

Baskonia tuvo el mando del partido en los últimos minutos ante un Barça totalmente desubicado sin su estrella. Los vitorianos, tras perdonar varias canastas de tres, vieron cómo Oriola empataba el partido a 67 puntos a 10 segundos del final. Fue entonces cuando Vildoza apareció con una puerta atrás mágica y el resto es historia. El Barça ha fracasado una temporada más.

Lo último en Deportes

Últimas noticias