PRIMERA DIVISIÓN / JORNADA 36

Elche-Atlético: confianza cero

El equipo irá con todo para conseguir la clasificación matemática para la Champions

Hace 37 años que no pierde en Elche, donde ha ganado sus cuatro últimos partidos

Pero aún le tiemblan las piernas al recordar el penalty que falló el año pasado Fidel en el descuento

Reinildo ha viajado con el equipo, pero deberá superar una última prueba

Mojica y Boyè, que están en el radar del Atlético, serán esta noche rivales en el Martínez Valero

El fútbol no entiende el ‘no pasillo’ del Atlético

Atlético de Madrid
Oblak, en el último entrenamiento

Cero confianzas: con esta consigna ha viajado el Atlético esta mañana a Elche para enfrentarse esta noche a un rival ante el que no pierde en su territorio desde 1985, hace 37 años. Una victoria rojiblanca le garantiza matemáticamente la Champions, pero un empate o una derrota podría complicarle seriamente la vida al equipo de Simeone, que acabará la Liga ante dos enemigos tan poderosos como Sevilla y Real Sociedad. Reinildo forma parte de la expedición, pero deberá superar una prueba final para saber si está en condiciones de ser titular.

Al Atlético aún le tiemblan las piernas cuando recuerda su última visita a Elche. La pasada temporada, en la jornada 34, con 0-1 en el marcador, el equipo ilicitano disfrutó de un lanzamiento de penalty en la prolongación. Si lo hubiera transformado el Real Madrid se habría convertido en nuevo líder, pero el disparo de Fidel se estrelló en el poste de la portería de Jan Oblak.

Las circunstancias son esta noche diferentes, pero para los rojiblancos el partido es capital porque de entrar o no en Champions dependen un mínimo de 50 millones de euros en ingresos. Eso sí, pase lo que pase el equipo seguirá en Champions porque le lleva tres puntos y el golaverage al Betis, que ya ha disputado su encuentro esta jornada, por lo que no le puede dar alcance. Tampoco la Real Sociedad, que está a ocho puntos de distancia y que se enfrenta mañana en San Sebastián al Cádiz.

Simeone no planea demasiados cambios con relación al equipo que le ganó al Real Madrid, aunque el de Llorente es obligado por acumulación de amonestaciones. Rodrigo de Paul se perfila como el sustituto del madrileño, formando trivote en el medio campo con Kondogbia y Koke. Otra opción es la del mexicano Héctor Herrera, pero parece menos probable.

Arriba, mientras, todo hace indicar que Antoine Griezmann, que jugó una buena segunda parte ante el Real Madrid, será el acompañante del brasileño Mattheus Cunha. El francés no marca un gol desde que se lo hizo al Rayo Majadahonda en Copa en enero. Está ante la peor racha de su carrera profesional y quiere cortarla cuanto antes.

La noche ofrece otro aliciente: observar al lateral colombiano Mojica y al delantero argentino Lucas Boyé, que están en la lista de futuribles del Atlético. Mojica será titular seguro, mientras que Boyé, que acaba de salir de una larga lesión, parece apuntar de inicio al banquillo. Para el Elche el partido también es fundamental porque aún no ha logrado la permanencia matemática, aunque la derrota le vale si el Mallorca pierde en Sevilla, y el partido del Pizjuán empieza una hora antes, por lo que puede jugar la segunda parte como un equipo de Primera División para el año próximo a todos los efectos.

Pita un viejo conocido del Atlético, el asturiano Pablo González Fuertes, que la montó primero en el campo del Levante y hace poco en el Metropolitano ante el Cádiz. El club ya da por perdida su relación con los árbitros, pero en este caso lo cierto es que existe preocupación por los antecedentes.

Lo último en Deportes

Últimas noticias