La holandesa se impuso en dos sets (6-4, 6-4)

Bertens conquista el Mutua Madrid Open y deja a Halep sin número uno

Bertens
Halep y Bertens (derecha), con sus respectivos trofeos. (EFE)

Kiki Bertens es la nueva campeona del Mutua Madrid Open. La tenista holandesa dio la sorpresa al derrotar a Simona Halep (6-4, 6-4) en un encuentro en el que la vulnerabilidad de los servicios, en especial el de la rumana, que cedió hasta en cinco ocasiones su saque. Este dato y un importante número de errores no forzados condenaron a Simona, que se queda a las puertas de un número uno que habría recuperado de haberse proclamado en Madrid. Bertens, en su segunda final consecutiva en Madrid consigue su primer título de categoría Premier Mandatory con todo merecimiento y después de mostrarse superior a su rival en los momentos decisivos.

Se esperaba un partido de alternativas con el aliciente del posible cambio en el número uno en caso de victoria de Halep y la rumana, conocedora de su especial conexión con Madrid –campeona en 2016 y 2017–, salió dispuesta a dar el todo por el todo para regresar a lo más alto del ranking. Enfrente tenía a una tenista fría y aparente pegadora, pero que esconde un juego muy completo que logra su mejor versión sobre tierra batida. Bertens llegaba por segundo año seguido al partido por el título en la Caja Mágica y no estaba dispuesta a marcharse de vacío.

La primera ventaja del encuentro corrió a cargo de Halep, que mandaba desde dentro de la pista con su derecha y empujaba hacia la valla a Bertens, que sólo podía defenderse ante el poderío de la de Constanza. Los tres juegos que acumuló Halep por uno escaso de su rival dieron paso a un cortocircuito en el saque de la rumana, que cedió hasta en tres ocasiones consecutivas su servicio, dando alas al tenis de Kiki, mucho más asentada y que de forma indiscutible se llevaba el primer set por 6-4.

La línea del guion no cambió en el segundo parcial, donde Halep no supo hacerse fuerte con el servicio y cedió, de nuevo y a las primeras de cambio, la ventaja a Bertens también en el segundo set. La holandesa estaba a las puertas del título y la recuperación del break de Halep no evitó que Kiki volviera a hacer break y comenzara a construir el golpe definitivo en el marcador. Unos últimos juegos de máxima emoción pusieron a prueba los nervios de la tenista de 27 años, que con una sobriedad insultante lograba tras una hora y 28 minutos de juego el primer gran título de su carrera en Madrid.

Lo último en Deportes