Juntaron los reinos de Castilla y Aragón en una sola bandera

¿Por qué los Reyes Católicos fueron tan importantes en la historia de España?

Reyes Católicos
Isabel I y Fernando fueron los Reyes Católicos

Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla fueron dos de los reyes más importantes de España. Se les conoce como los Reyes Católicos, y su matrimonio unió la Corona de Castilla y la Corona de Aragón, dos de los reinos más poderosos de aquella época. Se casaron en el Palacio de los Vivero de Valladolid el 19 de octubre de 1469. Ella tenía 18 años y él tenía 16. Al ser primos segundos, su matrimonio necesitaba una dispensa del papa para ser reconocido por la Iglesia. Pero Paulo II nunca se la concedió, así que utilizaron una bula falsa.

El primer conflicto bélico en el que se ven involucrados es el provocado por la Guerra de Sucesión Castellana. Tuvieron que luchar contra Juana la Beltraneja para conseguir tener la Corona de Castilla bajo su poder. Unidos los dos reinos más poderosos bajo una sola bandera, retomaron la reconquista del reino nazarí de Granada. Este era el último reducto musulmán de la península.

La conquista de los Reyes Católicos

Reyes Católicos
Los Reyes Católicos en la rendición de Granada

A los Reyes Católicos se les reconoce, además de por haber tomado Granada tras la rendición, por el descubrimiento de América. En 1486, Cristóbal Colón buscó financiación para el proyecto de viajar a la India por una ruta desconocida hacia el oeste. Colón partió del Puerto de Palos en agosto de 1492, para llegar a tierra meses después.

Tras la conquista de Granada y el descubrimiento de América, los Reyes Católicos tuvieron que hacer frente a una expansión territorial que llevaría al apogeo del Imperio Hispánico. Por un lado tuvieron que redistribuir los territorios con Portugal en el Tratado de Alcáçovas, por el que daban partes del territorio descubierto. Después se tomó posesión de territorios en Italia y en África.

Con la muerte de Isabel, Fernando tuvo que ceder la corona de Castilla a su hija Juana la Loca y a su esposo Felipe el Hermoso. Fernando se retiró a Aragón, desde donde realizó la conquista de Navarra en 1517. Por otro lado, Felipe murió, y Juana fue declarada incapacitada para gobernar. El poder recayó en el regente cardenal Cisneros, que pidió a Fernando volver a reinar. Su reinado duró hasta que Carlos, hijo de Juana, alcanzó la mayoría de edad.

Lo último en Curiosidades