Enfermedades

Qué es un granuloma

granuloma
Descubre qué es un granuloma

El granuloma es una aglomeración de células

Un granuloma es una aglomeración de células inmunes y se forma cuando el sistema inmunológico aísla sustancias nocivas (como bacterias u hongos) que no ha podido eliminar.

Es una agrupación organizada de macrófagos que puede abarcar desde nevus a tumores, pero también se presenta ante diversas enfermedades o procesos de inflamación crónica. Conozcamos más y mejor esta afección.

Descubre qué es el granuloma

El término granuloma se utiliza de forma genérica para denominar a pequeños nódulos donde las células forman una estructura de bola. Estas son agrupaciones de macrófagos cerradas, donde no se distinguen los bordes de cada célula, a diferencia de los grupos de macrófagos dispersos, que no se consideran granulomas.

Cuando el sistema inmune no puede eliminar las sustancias se activan los linfocitos T, que a su vez activan a los macrófagos, los componentes del granuloma. A estos macrófagos se les suele denominar epitelioides, pues son muy similares a las células epiteliales.

Una característica de los granulomas se encuentra si contienen o no necrosis. Si contienen células muertas, suele tener causas infecciosas, aunque hay algunas excepciones. Pero es frecuente que su causa sea una enfermedad, tanto infecciosa como no infecciosa.

Existen enfermedades infecciosas granulomatosas, como los casos de Histoplasmosis, Blastomicosis, Lepra, Tuberculosis, Criptococosis, Enfermedad por arañazo de gato (bacterias del género Bartonella) y Coccidioidomicosis.

Las Enfermedades no infecciosas granulomatosas son Nódulos reumatoides en los pulmones, Beriliosis, Enfermedad de Crohn, Síndrome de Churg-Strauss, Granulomatosis de Wegener, Sarcoidosis y Aspiración de alimentos (u otros) en el pulmón.

El tratamiento es bastante complicado. Para diagnosticar un tejido granulomatoso se realiza un corte histológico y se tiñe el tejido para poder visualizarlo.

El granuloma anular, una enfermedad crónica de la piel, puede curarse por sí sola, pero puede requerir tratamiento por razones estéticas. En esos casos se utilizan cremas para eliminar la erupción, inyecciones de esteroides, terapia con láser o fototerapia (luz ultravioleta).

El tratamiento del granuloma piógeno, que consta de una protuberancia pequeña y rojiza en la piel, puede o no necesitar de un tratamiento médico. En ocasiones desaparecen solas, pero si son grandes pueden requerir de cirugía, y en esos casos es imprescindible extirpar todo el lugar para que no vuelva a crecer.

Otros tratamientos para el esta afección incluyen el uso de cremas tópicas, el láser, el congelamiento o la electrocauterización (terapia con calor). Generalmente este tipo de problema no suele causar complicaciones, pero puede sangrar o reaparecer luego de cierto tiempo.

Temas

Lo último en Curiosidades