Es uno de los elementos más perjudiciales en el efecto invernadero

Conoce las propiedades y utilidades del metano, el gas natural

Metano
Propiedades del metano

El metano es el hidrocarburo alcano más sencillo que existe. Su fórmula química es CH4. Esto quiere decir que hay cuatro átomos de hidrógeno y uno de carbono, que están unidos por enlaces covalentes. El metano se encuentra en la naturaleza en forma de gas a temperaturas y presiones normales. Además, es incoloro e inodoro, pese a producirse de por la putrefacción de las plantas.

Su descubrimiento se produjo en 1976-78, por el físico italiano Alessandro Volta. Este profesor de física fue pionero en los estudios de la electricidad, siendo de los primeros en crear una corriente eléctrica continua. Además, fue él quien creó las primeras pilas rudimentarias, capaces de trasladar energía a otros cuerpos.

Los gaseoductos son la forma más común para llevar el gas natural a los hogares.
Los gaseoductos son la forma más común para llevar el gas natural a los hogares.

El metano se ha convertido en un elemento muy importante también en la exploración del universo. Hace unos años, su hallazgo en la atmósfera de Marte daba mayores esperanzas en pensar que alguna el planeta rojo albergó o alberga vida.

El metano como combustible

Hay bolsas de metano en pozos geológicos que se extraen para el consumo.
Hay bolsas de metano en pozos geológicos que se extraen para el consumo.

Entre las utilidades que tiene el metano, la que más destaca es su aplicación como combustible. Su calor de combustión es el menor de todos los hidrocarburos, pero si se divide su masa molecular produce la misma cantidad de calor que los más complejos. Esto hace que sea de gran utilidad para el uso doméstico, siendo conocido como gas natural.

El metano se puede obtener de distintas fuentes. La principal es la que se extrae de los depósitos geológicos, creados por la descomposición de materia orgánica. También se puede obtener de la fermentación de restos orgnánicos, como por ejemplo los estiércoles o los lodos de las aguas residuales.

En los últimos años ha cobrado gran importancia debido al efecto invernadero que produce, con uno de los mayores impactos. Su efecto, pese a no ser inmediato, sí que repercute en los 100 próximos años más que el dióxido de carbono. Aunque ahora haya alarmas sobre su concentración, en los inicios de la Tierra había 1.000 veces más que ahora. Esto era fruto de la actividad volcánica que sacudía el planeta.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias