Universo

El movimiento del Sol y la Vía Láctea en el Universo

Existe un movimiento del Sol, pero hay que diferenciar su movimiento real del que conocemos como movimientos aparentes del Sol.

movimiento Sol
Descubre cómo se mueve el Sol y la Vía Láctea

Cada día que nos levantamos por la mañana vemos el Sol. Esa gran estrella que hace la vida posible en la Tierra no está siempre en el mismo lugar, o es lo que nos parece. El Sol es el centro del Sistema Solar. Por su gran masa, el resto de cuerpos (planetas, asteroides…) giran a su alrededor fruto de la gravedad. Pero, ¿cómo es el movimiento del Sol?

El Sol se mueve. Pese a su enorme tamaño y contar con un 99 por ciento de toda la materia que hay en nuestro Sistema, sigue viajando por la galaxia. El gran problema está en nuestro tamaño, diminuto en comparación. El universo entero está en continua expansión, pero nosotros no nos percatamos de ello.

Existe un movimiento del Sol, pero hay que diferenciar su movimiento real del que conocemos como movimientos aparentes del Sol.

Donde sí podemos observar un movimiento es desde la Tierra. El Sol sale por el este y se esconde por el oeste. En las 24 horas que dura el día, vemos pasar por el cielo esta estrella, pensado que es ella la que se mueve. Los modelos antiguos del universo, como la geocéntrica formulada por Aristóteles, situaban a la Tierra en el centro del todo. Eran el resto de cuerpos los que se movía a su alrededor.

Los movimientos de traslación y rotación

En realidad, la Tierra tiene dos movimientos, el de translación y el de rotación. El de traslación supone los 365 días que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol. Este movimiento provoca las estaciones, pues el pequeño ángulo de inclinación que tiene la Tierra provoca que en posiciones opuestas del giro, el Sol esté más cerca de un hemisferio que de otro.

Existe un movimiento del Sol, pero hay que diferenciar su movimiento real del que conocemos como movimientos aparentes del Sol.

El giro de rotación es el tiempo que tarda en dar una vuelta la Tierra sobre sí misma. Es decir, las 24 horas que tiene un día. Este giro crea el día y la noche que, junto con la rotación, hace que tengamos más luz natural unos días del año en lugar de otros. Estos giros “engañan” a nuestro ojo humano, pensando en que es el Sol el que se mueve. A este efecto se le denomina movimientos aparentes del Sol.

El Sistema Solar en la Vía Láctea

Pero por encima del Sol hay un elemento mucho más grande, con una gravedad aún mayor. La Vía Láctea es la galaxia donde vivimos. El Sistema Solar está en uno de sus brazos, cerca del brazo de Orión. El centro de la Vía Láctea cuenta con su propia gravedad, de ahí que la veamos representada girando. Según científicos de la NASA, los brazos de la Vía Láctea se mueven a 820.000 km/h. Realizar un movimiento de translación por parte de nuestro Sistema Solar alrededor de la Vía Láctea supone un total de ¡230 millones de años!

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias