Una historia increíble que ha dado la vuelta al mundo

El hombre que sobrevivió con una llave incrustada en el cerebro

llave cerebro
Te mostramos todos los detalles de la fascinante historia de un joven indio que sobrevivió con una llave incrustada en el cerebro ¡No te lo pierdas!

Al ver la fotografía, seguramente recuerdes la radiografía de Homer Simpson con el lápiz incrustado en el cerebro que el Dr. Hibbert no pudo apreciar. Sí, parece ser que Los Simpsons vuelven a predecir las acciones de la vida real, pero esta vez no hablamos de un lápiz de colores, sino de una llave. Parece una broma, pero un joven indio de 19 años fue ingresado en el hospital del distrito Ahmednagar de Maharashtra con una llave insertada en su cerebro. Un caso bastante peculiar pero, lo creas o no, el joven continúa con vida y recuperándose de sus heridas. Te lo contamos.

Según las últimas informaciones publicadas por SWNS, un joven de 19 años llegó al Hospital Anand Rishi (India) con una llave incrustada en la cabeza. La lesión tuvo lugar a través de una trifulca generada en su aldea el pasado 18 de abril que acabó con el paciente bastante afectado. Una vez en el hospital, los médicos llevaron a cabo una radiografía y un escáner cerebral con el que se mostró que la llave estaba perforada 3,8 centímetros en el cerebro del hombre. 

cerebro
Radiografía del paciente

Inmediatamente, el joven se puso a disposición de los cirujanos en una operación de más de tres horas con la que se consiguió extraer la llave sin ningún tipo de daño cerebral ¿Cómo es posible? Desde la comunidad científica aseguran que la supervivencia ante una lesión cerebral de este tipo depende de la ubicación del cerebro en el que se aloje el objeto en cuestión. Si el artefacto afecta a las arterias adyacentes o a las venas de drenaje del cerebro, poco se puede hacer. "Por suerte, el paciente no sufrió hemorragia interna y no hubo daño cerebral. Si se hubiera producido una hemorragia interna severa, podría haberle costado la vida", comentó Dr. Ashish Bhandari, administrador del Hospital Anand Rishi.

Eso sí, la gran papeleta de todo este proceso la tienen los cirujanos, ya que si al extraer el objeto se daña algunas de las zonas señaladas anteriormente, el paciente puede estar en serio peligro de muerte. Los canales venosos son fundamentales para el funcionamiento del cerebro, si se ven dañados estos canales o el seno sagital superior, el paciente tiene pocas posibilidades de aguantar con vida. Actualmente, el hombre se recupera de la cirugía en su casa después de haberle dado el alta tres días después de la operación. Increíble ¿verdad?

Lo último en Curiosidades