Joyería

Algunas curiosidades de los diamantes

En relación a su tamaño, debemos señalar que hay diamantes más pequeños y otros más grandes.

diamantes
Hay que señalar que los diamantes no siempre se han usado en joyería.

Dicen que un diamante es para siempre. Esto es porque es un bien preciado y uno de los materiales más duros del mundo. Pero estas piezas preciosas, talladas a la perfección, esconden muchas más curiosidades como pueden ser su elaboración, sus cortes, su función en joyería y fuera de ella, y muchos otros.

Precisamente, hay que señalar que los diamantes no siempre se han usado en joyería. Al parecer, algunos estudios ponen de manifiesto que en la civilización china se fabricaban hachas gracias a los diamantes, es decir, que eran pulidas con ellas.

En relación a su tamaño, debemos señalar que hay diamantes más pequeños y otros más grandes, aunque creamos que todos tienen un tamaño más bien reducido. En 2004 el astrónomo Travis Metcalfe, del Centro de Astrofísica de Harvard, descubrió una estrella muerta de 4.000 kilómetros de diámetro que se convirtió en diamante. Es lo que fue un diamante enorme. Pero hay otros no inalcanzables (bueno por precio sí). En este caso nos referimos al Hope Diamond, de un total de 45 kilates y el Golden Jubilee, de 546 kilates.

Seguro que conoces esta joya pero no el significado de su palabra. Diamante procede de la palabra griega ‘adámas’, que significa invencible o inalterable. Podría ser que los griegos utilizaran la palabra para referirse a todo tipo de piedras.

Hay más curiosidades y especialmente aquellas relativas a su proceso de fabricación. Un grupo de científicos demostró, en el año 2008, que se pueden fabricar diamantes de muchas maneras, también a partir de la bebida tequila, por muy raro que nos resulte. Se obtiene polvo de diamante, lo que aporta un tamaño demasiado pequeño que no suele utilizarse en joyería.

Empezábamos el artículo destacando que quizás se trataba de uno de los materiales más duros que existen. Pero no el más. Otros materiales como el lonsdaleíta y la wurtzita son todavía más fuertes y duros que los diamantes. El problema es que son más complicados de encontrar.

Hay también una gran variedad de cortes. Desde el estilo princesa, pasando por el tipo ovalado, o bien esmeralda, y el redondo, uno de los más complicados de conseguir, pues presenta el color y la claridad que debe ofrecer todo diamante.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias