Europa

Este país europeo es el destino de moda y es muy barato: la cerveza cuesta 1 euro y la comida 12

Hasta hace poco era un destino desconocido y ahora es un lugar increíble al que viajar en 2024

país europeo barato, Albania
Albania
Janire Manzanas
  • Janire Manzanas
  • Graduada en Marketing y experta en Marketing Digital. Redactora en OK Diario. Experta en curiosidades, mascotas, consumo y Lotería de Navidad.

Albania, uno de los secretos mejor guardados de Europa, está listo para convertirse en el destino predilecto de los viajeros en 2024, especialmente de aquellos que buscan una opción económica. Este país, rebosante de impresionante belleza natural, ofrece una cultura y una historia únicas, además de playas que compiten con las más paradisíacas del mundo. Lo que realmente distingue a Albania es su condición de tesoro poco explorado en el continente europeo, lo que le mantiene como un país europeo barato. Los visitantes pueden disfrutar de una cerveza local por tan solo 1 euro y saborear deliciosos menús por 12 euros, haciendo de Albania una opción irresistible para el turista consciente del presupuesto.

Albania es hoy por hoy un destino turístico asequible y atractivo si quieres disfrutar de unas vacaciones económicas sin comprometer la calidad de la experiencia. Cabe señalar que en Tirana, la capital de Albania, los precios tienden a ser más elevados en comparación con otras regiones del país, como la pintoresca Riviera Albanesa.

En lo que respecta al alojamiento, las habitaciones en una casa local cuestan entre 10 y 20 euros por noche. Los hoteles también son muy asequibles, con opciones que van desde los 25 euros por noche. En relación a la comida, el coste de un plato principal en un restaurante local suele estar entre los 5 y 10 euros, mientras que una cerveza en un bar puede rondar entre 1 y 2 euros.

¿Qué ver en Albania? Lugares de interés

Tirana es un enclave que respira historia. Puedes explorar su pasado a través de fascinantes museos como La Casa de las Hojas, Bunk’Art 2  o la extensa sala que detalla el terror del régimen comunista en el Museo Nacional de Historia.

Disfrutar de un relajante baño en las aguas termales de Banjat e Benjes, con vistas a las montañas, es una de las mejores experiencias en Albania. Estas termas se encuentran en el Parque Nacional del Abeto de Hotova. Además del baño, la visita incluye el Puente Otomano Kadiut, un puente medieval bien conservado que atraviesa las aguas turquesas del río Langarica y añade encanto al entorno.

Berat, situada a menos de dos horas de la capital de Albania, es un destino turístico famoso y reconocido por la UNESCO como Patrimonio Mundial. Con una historia que abarca más de 2000 años, esta ciudad representa un crisol cultural donde se percibe la huella dejada por diversas civilizaciones. Aunque carece de grandes monumentos específicos, Berat se erige como un gran museo al aire libre, cautivando rápidamente a quienes la visitan con su encanto y su rico legado histórico.

Gjirokaster, también inscrita en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, destaca por su encantadora arquitectura tradicional otomana y se le conoce con el peculiar apodo de «la ciudad de piedra». Es considerada uno de los mejores ejemplos de esta arquitectura en Albania. Con su historia y su singularidad, Gjirokaster atrae a los visitantes con su esencia única y su rico patrimonio cultural.

La ciudad griega de Apollonia de Iliria es un conjunto arqueológico cercano a Fier, la segunda ciudad más poblada de Albania. Destaca por su Templo de Artemisa, cuya fachada y elegantes columnas corintias aún permanecen en pie. Gran parte de los hallazgos se exhiben en el Monasterio de Santa María, actuando como un museo complementario en el itinerario, ofreciendo un final excepcional para la visita.

Kruje, ubicada a 30 kilómetros de Tirana, es una ciudad imprescindible para visitar en Albania. Conocida por ser el lugar de nacimiento del héroe nacional Skanderbeg, fascina con su castillo que ofrece vistas panorámicas del centro histórico. Además, cuenta con diversos lugares de interés como la torre campanario, el Dollma Tekke y el Museo de Skanderbeg.

Albania posee una riqueza natural admirable, compitiendo con sus países vecinos, y la Riviera albanesa lo demuestra claramente. Este tramo costero de más de 100 kilómetros ofrece una colección de playas de belleza cautivadora y notable.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias