Cocina

Estas son las consecuencias de dejarte la vitrocerámica encendida

La mayoría de cocinas vitrocerámicas tienen un sistema de seguridad que las apaga si se quedan encendidas.

¿Qué gasta más, cocinar en vitrocerámica o en horno?

Cómo limpiar la vitrocerámica de manera eficaz paso a paso

Los errores a evitar al limpiar la vitrocerámica

vitrocerámica
¿Qué puede pasar si dejo la vitrocerámica encendida?

Las cocinas de vitrocerámica son ahora muy populares. Un modo de cocinar rápido y además seguro ya que la mayoría de modelos actuales se calientan y cocinan, pero no nos queman en el caso de que por ejemplo, en un descuido, nos apoyemos con la mano. Lo mismo parece que sucede en el caso de que no la apaguemos ya que lo más normal es que tengan un sistema de seguridad que la apague automáticamente, pero ¿y si no es así? Debemos entonces ir con cuidado ya que dejarte la vitrocerámica encendida puede tener consecuencias bastante nefastas.

Las consecuencias de dejarte la vitrocerámica encendida

Si tienes una vitrocerámica reciente lo más seguro es que si la dejas encendida se apagará como decimos, de forma automática. Puede que pasen diez o quince minutos pero puedes hacer la prueba. Verás como en realidad este tipo de cocina no es bastante segura.

Pero en el caso de que dejes la vitrocerámica encendida aposta para ver si se apaga o no, y si compruebas que finalmente se queda encendida, entonces deberás ir con mucho cuidado ya que tu modelo no tiene ese sistema de apagado de seguridad y entonces sí que puede ser un peligro, además de un gasto extra con el que seguro que no contabas.

Si por un descuido te vas de casa y dejas la vitrocerámica encendida y esta no se apaga, seguirá funcionando hasta que vuelvas y la apagues. En el caso de que no haya ninguna olla encima o que no tengas nada inflamable cerca, posiblemente la única consecuencia será que habrás gastado más electricidad de lo deseado. 

En cambio, mucho más grave será que te descuides y dejes la olla o la sartén encima de la vitrocerámica y que esta se quede encendida, ya que si no se apaga, se quemará lo que estés cocinando, el recipiente y se corre el riesgo de acabar provocando un incendio.

Lo mismo puede ocurrir, en el caso de dejar una olla con agua hirviendo. Si la olla se recalienta demasiado y además el agua se empieza a desbordar no sólo tienes todas las papeletas para que la cocina se incendie sino que además con todo el líquido que caerá es posible que la cocina se estropee.

Por otro lado, dejar trapos cerca de la superficie de la vitrocerámica puede ser también un peligro de incendio en el caso de que dejemos la cocina encendida ya que el sobrecalentamiento podría hacer que el trapo se queme y acabe ardiendo, llevando a que se provoque ese temido incendio.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias