Animales

¿Cómo es el proceso digestivo de los rumiantes?

rumiantes
Así es el proceso digestivo de los rumiantes

Cada ser vivo que puebla este planeta tiene sus particularidades especiales. Dentro del mundillo de los mamíferos, encontramos muchas peculiaridades en el proceso digestivo de los rumiantes, es decir, los bovinos que se alimentan de forraje y pasto y han desarrollado una fisiología con sus propias características para degradar materiales de forma imposible para otros tipos de estómagos.

Para que el proceso digestivo de un rumiante llegue a buen puerto, desarrolla un sistema realmente complejo que se compone de diversas partes, como la boca, la faringe y el esófago, tres pre estómagos llamados retículo rumen y omaso y otras llamadas abomaso, intestino delgado y grueso y el recto.

Para saber cómo se produce el proceso digestivo de estos animales, debemos conocer las diversas fases que pasa la comida una vez es ingerida por el bovino. Normalmente, estos seres están entre 8 y 10 horas comiendo.

El proceso digestivo de los rumiantes

Obviamente, el primer órgano o componente del proceso es la boca, usada para ingerir grandes cantidades de pasto que durante horas comen para luego pasar a almacenar antes de comenzar con la rumia.

A lo largo de un día, estos animales pueden ingerir un 10% de su peso en pasto y forraje, lo que implica que podrían comer hasta 50 kilos de comida cada 24 horas.

La forma en que comen estos animales es enrollando el pasto para luego arrancarlo usando sus incisivos inferiores de la boca. Hecho esto, mastican con los dientes y después salivan añadiendo a la comida urea y bicarbonato, elementos que ayudarán en la digestión.

Luego, pasa al esófago, ya comunicado con el estómago. Aquí se encuentra el bolo alimenticio que pasa del esófago al estómago en el proceso de deglución. Aunque en realidad, superada esta fase, el bolo llega a los dos primeros estómagos de los rumiantes (y no solo a uno), que son el retículo y el rumen.

Ahora, el animal almacena comida en el rumen, donde empieza un proceso de mezcla. Después, estos alimentos son regurgitados y pasan a ser masticados por el bovino. Este es un proceso que se da entre el retículo y el rumen y que dura unas 6 horas.

En el rumen se encuentra la flora bacteriana que transforma la comida en ácidos grasos volátiles. Luego, pasan al tercer estómago, que es el omaso, donde se reciclan aguas y minerales.

Finalmente, el alimento llega al abomaso, donde hace una función de cuajado y en el que las enzimas desdoblan proteínas y absorben nutrientes. Después, pasa por los intestinos, primero el delgado, que digiere la glucosa y los ácidos grasos y aminoácidos. Segundo, lo que no se aprovecha pasa al grueso para ser expulsado en forma de heces por el recto.

Temas

Lo último en Curiosidades