Hogar

¿Cómo calentar los pies en otoño? 3 trucos caseros que funcionan

Son trucos muy sencillos

Cómo calentar los pies en otoño
Calentar los pies en otoño

Ya estamos oficialmente en otoño, una época un tanto complicada por la llegada del frío y de la lluvia. Las bajas temperaturas afectan a la circulación sanguínea, de manera que los pies y las manos acaban quedándose fríos. Ponerse varias capas de calcetines o pegar las extremidades al radiador no son grandes soluciones. A continuación te contamos algunos trucos caseros para calentar los pies en otoño.

Calcetines calientes

Pocas cosas hay más desagradables durante el otoño y el invierno que meterse en la cama con los pies fríos. Pues bien, ponerle remedio es tan sencillo como poner los calcetines en el radiador diez minutos antes. De esta manera, nada más ponértelos notarás cómo el calor activa tu circulación.

¿Cuáles son los mejores calcetines? Sin lugar a dudas, los de lana. Una fibra natural que contiene una serie de bolsas de aire, y que por lo tanto atrapa mejor el calor que los tejidos sintéticos. También hay calcetines térmicos en el mercado que son estupendos para calentar los pies.

Bolsas de semillas

Seguro que tú también has oído hablar de las bolsas de agua caliente, pero no te las recomendamos por dos motivos. Por un lado, aunque en un principio transmiten un calor muy agradable, al final la sensación acaba siendo húmeda e incómoda. Y, por otro lado, cabe la posibilidad de que el agua se salga y te quemes.

Mejor elige una bolsa de semillas, una fuente de calor seco. Es tan sencillo como calentarla unos dos minutos en el microondas y meterla dentro de la cama.

Boca abajo en la cama

Y, por último, uno de los mejores trucos caseros para calentar los pies en la época de frío y que muy pocos conocen: ponerse boca abajo en la cama. Esta postura estimula la circulación, de manera que los pies se calientan antes. Quizá no te parezca demasiado cómodo dormir boca abajo, pero una vez hayas entrado en calor ya puedes ponerte como quieras en la cama.

Como puedes comprobar, las soluciones para que los pies entren en calor no pueden ser más fáciles de poner en práctica. Y, por último, no te olvides de masajear los pies con un aceite esencial antes de irte a dormir. Hazlo de dedos a talón, con movimientos circulares. Luego, sécalos bien y ponte los calcetines.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias