Alimentación

¿Qué es la cetosis? Conoce la realidad de hacer una dieta cetogénica

cetosis
Conoce la realidad de hacer una dieta cetogénica

La cetosis puede ser muy peligrosa para el cuerpo humano

Cuando el cuerpo produce cetonas se dice que está en cetosis. La forma más rápida de conseguirlo es ayunando, es decir, no comer nada, algo obviamente imposible durante largos periodos de tiempo.

En una dieta cetogénica, en cambio, se puede consumir indefinidamente y también deriva en cetosis, aunque con ciertas restricciones y riesgos.

¿Qué es la Cetosis?

La dieta cetogénica, también llamada dieta keto, es una dieta muy baja en carbohidratos que transforma tu organismo en una máquina de quemar grasa.

Mantener este tipo de dieta garantiza algunos beneficios potenciales para la pérdida de peso, la salud y el rendimiento deportivo. Existen millones de personas en el mundo que ya han adoptado este tipo de dieta.

La dieta cetogénica produce moléculas de energía, denominadas “cetonas” o “cuerpos cetónicos”, un tipo de combustible alternativo que utiliza nuestro cuerpo cuando hay escasez de azúcar, o sea, glucosa en la sangre.

Las cetonas se generan cuando comes muy pocos carbohidratos, que se descomponen muy rápido en azúcar sanguínea y cantidades muy moderadas de proteína.

Las cetonas se producen en el hígado a partir de la grasa y después se usan como energía para todo el cuerpo, incluyendo a las necesidades energéticas del cerebro.

El cerebro es un órgano que consume mucha energía todos los días y accede a la energía que aporta la grasa mediante las funciones del hígado, que le proporcionará glucosa o cetonas.

En una dieta cetogénica, tu cuerpo cambia su provisión de energía para funcionar casi exclusivamente con grasa en todo momento.

Los niveles de insulina se reducen y la quema de grasa aumenta drásticamente. Esto es realmente formidable si estás tratando de bajar de peso, ya que se vuelve más fácil acceder a tus depósitos de grasa corporal para quemarlos.

Pero hay otros beneficios que no son tan evidentes, como por ejemplo, tener menos hambre y alcanzar una provisión estable de energía.

Pero, qué comer en una dieta cetogénica. Generalmente, es mejor consumir niveles bajos de carbohidratos para quedar en estado de cetosis.

Para alcanzar este estado, lo principal es evitar comer la mayoría de los carbohidratos. Deberías mantener tu consumo de carbohidratos por debajo de los 50 gramos al día, y mucho mejor aún si consigues mantenerlo por debajo de los 20 gramos.

Para ello, si quieres seguir esta dieta y alcanzar la cetosis para quemar grasas, evita los alimentos llenos de azúcar y almidón, como el pan, la pasta, el arroz o las patatas.

Últimas noticias