MADATAC 2019: ¿Son los programadores los nuevos artistas visuales?

MADATAC 2019
Ver Galería
MADATAC 2019

El festival de videoarte y nuevas tecnologías Madatac, celebró en la capital su décima edición de su trayectoria con una exhibición de piezas de video de jóvenes creadores en diferentes partes del mundo, un circuito de instalaciones digitales, la performance del artista japonés multidisciplinar Kenta Nakagawa o los conciertos audiovisuales de los maestros de la electrónica: Franck Vigroux y Ryoji Ikeda.

Madatac es una iniciativa creada hace ya diez años que actualmente vive su mejor momento.  Considerado en nuestro país como uno de los eventos impulsores de la incursión de la música electrónica en el museo, ha ido ensanchando su hueco hacia el público más joven, cada vez más adepto a este nuevo tipo de espectáculos.

A lo largo de estos diez años el festival creado y dirigido por Iury Lech ha trabajado con los espacios museísticos más importantes de la ciudad de Madrid y ha acercado la obra de grandes artistas como Dariusz Makaruk, Jebanasam, Tarik Barri o Brian Eno.

Esta edición de 2019 ha fragmentado su  programación entre Cineteca del Matadero, donde tuvieron lugar los visionados de las piezas de videoarte, la Sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes donde se realizaron los conciertos AV, la pantalla LED gigante (la más grande de europa) en el NH Collection Eurobuilding exhibió un selección de piezas visuales o el centro de colaboración ciudadana Medialab-Prado que acogió una de las instalaciones así como un simposio centrado en las nuevas artes.

Además Madatac ha contado con una nueva sede física: La Nave Digital,  que alojó el grueso del circuito de instalaciones y que a partir de ahora funcionará como centro de creación, exhibición, colección e investigación del New Media Art o Arte de los nuevos Medios.

La Nave digital se inauguró el pasado 14 de febrero con un circuito de instalaciones importadas de diferentes partes del mundo, para continuar con la presentación de las obras escogidas para su proyección en la pantalla led del NH building.

Vídeo y sonido mutan en directo

La Sala de Columnas dentro del Círculo de Bellas Artes es un entorno mágico de techos altos, rodeado por una estructura de columnas que era utilizada como sala de juegos y que actualmente se utiliza con fines culturales. Este espacio acogió los shows audiovisuales programados durante el festival dotando la experiencia de una sensación de contraste entre el ambiente clásico de un lugar creado en el siglo XIX por Antonio Palacios y shows  que resultan exultántemente contemporáneos en el siglo XXI.

Bromo, la unión de Paloma Peñarrubia y Azael Ferrer, inauguró el espacio con una extensa pieza concienciadora ,Traces of Erosion,  que alertaba sobre los daños que causa paulatinamente el hombre en la tierra.

El francés Franck Vigroux, mítico compositor electrónico, repitió como una de las cabezas de cartel del festival junto a su colaborador  visual recurrente Antoine Schmitt. Vigroux emprendió en Chronostasis un viaje de ruido, geometría y escalas de grises, creando un auténtico paisaje de textura sonora con elevaciones graves combinadas con mesetas agudas y delicadas.

Ryoji Ikeda fue el encargado de cerrar la programación sonora del festival con el concierto  audiovisual Supercodex, inspirada en su investigación personal entre datos y sonido iniciada con sus anteriores trabajos Dataplex (2005) y Test Pattern (2008) publicados en Raster-Noton.
El álbum Supercodex, publicado en 2013, completaba su trilogía del dato:datamatics expuesta por el artista, que le ha llevado a conceptualizar instalaciones como data.flux, data.scape, data.tron  o data.path que visitó nuestra ciudad en 2014.

El intenso directo que presentó en esta edición de Madatac fue creado por el artista a través de diversos fragmentos iniciales de vídeo y sonido que mutan en directo en función de logaritmos matemáticos, representando el sonido del dato y visualizando el dato del sonido.

La sección oficial de piezas de videoarte, fundamento principal de Madatac,  se expuso en la Cineteca del Matadero. Divididas en seis secciones, la selección de 50 piezas se basó en la experimentación, la innovación y el riesgo demostrados en la creación.

La Cineteca también acogió durante un fin de semana la performance espacial del artista japonés Kenta Nakagawa Inner Mind Architecture, en la que luz y sonido apoyados por una estructura metálica y  telas traslucidas transformaron el espacio de la Cineteca, ofreciendo una experiencia introspectiva y etérea.

Madatac culminó el domingo 24 de febrero con la selección de los ganadores de las diversas categorías: "Premio a la mejor instalación" para “Ritual Virtual” del artista español Alfredo Barroso; "Premio a la mejor obra Videodome/ videoskies" para “Cosmo fractal” de Mohamadreza Tazari (Irán); "Premio a la mejor obra de videoarte"  a “Politik” de Antonello Matarazzo (Italia); "Premio a la mejor pieza videoaural" a “Estuaries 3” de Bret Battey (Reino Unido) y "Premio del Jurado" a “Digital Trauma” de la española María Molina Peiró.

Temas

Lo último en Cultura