CONCENTRACIÓN FRENTE A LOS RECORTES DEL TRASVASE

El campo de Alicante y Murcia clama unido contra Sánchez por asfixiar a la huerta de Europa

Ver vídeo

El campo de Alicante y Murcia ha sido hoy una sola voz contra los recortes que el Gobierno de España que preside el socialista Pedro Sánchez ultima en el Plan del Tajo y que, de facto, suponen secar la denominada huerta de Europa con la drástica reducción de los caudales trasvasables del Tajo al Segura. En torno a 4.000 personas, según fuentes de la organización, se han dado cita frente a la Subdelegación del Gobierno en la ciudad de Alicante.

Ni el presidente del Gobierno valenciano el socialista Ximo Puig ni la vicepresidenta primera del Ejecutivo Mónica Oltra (Compromís) han comparecido en la concentración en la que sí han estado el presidente de la Diputación de Alicante Carlos Mazón, el alcalde de la ciudad Luis Barcala y el presidente de la Región de Murcia Fernando López Miras, entre otros.

La movilización ha sido respaldada por cerca de 100 organizaciones agrarias. El escenario no ha sido elegido al azar: los agricultores querían que se visualizase con meridiana claridad hacia quién dirigían sus protestas: el Gobierno de Pedro Sánchez. Las organizaciones agrarias han entregado sendas cartas a las Subdelegación del Gobierno dirigidas al ministro de Agricultura Luis Planas y a la ministra de Transición Ecológica Teresa Ribera. Les reclaman que dejen en paz en Trasvase Tajo-Segura y no asfixien a la huerta de Europa ni pongan en riesgo sus puestos de trabajo, porque miles de empleos y 3.013 millones de euros de Producto Interior Bruto (PIB) están en juego. Además, han descargado 5 toneladas de naranjas ecológicas para regalar a los asistentes.

La movilización ha contado con una muy nutrida presencia del Partido Popular, con su presidente regional y titular de la Diputación de Alicante Carlos Mazón a la cabeza. Con los agricultores y regantes ha estado también el presidente de la Región de Murcia Fernando López Miras. La presencia de López Miras y Mazón junto al alcalde de Alicante Luis Barcala, que han apoyado abiertamente a los regantes y agricultores, ha contrastado con la ausencia del presidente de la Generalitat Valenciana el socialista Ximo Puig.

Puig ha enviado una delegación con la consejera de Universidades Josefina Bueno y con el presidente de los socialistas alicantinos Alejandro Soler a la cabea. Pero Puig no ha ido. López Miras y Carlos Mazón, sí. Por tanto, el presidente de la Generalitat Valenciana no ha estado en una reivindicación de los agricultores alicantinos mientras el de la Región de Murcia sí ha asistido para apoyar a sus agricultores y regantes, también presentes, y el de la Diputación de Alicante, también ha estado.

Sí han asistido el presidente de Vox en la Región de Murcia y la responsable y síndica portavoz de Vox en las Cortes Valencianas Ana Vega, así como la síndica de Ciudadanos en el parlamento valenciano Ruth Merino. Incluso, Compromís, pero sin la vicepresidenta primera del Ejecutivo valenciano Mónica Oltra.

Por tanto, el más alto escalón del tripartito de izquierdas que gobierna la Generalitat, Puig y Oltra, no ha comparecido para apoyar a los agricultores. Sí lo ha hecho la consejera de Agricultura Mireia Mollà, que ha dicho que el caudal ecológico del Tajo, el que necesita el río para mantener sus condiciones, no puede superar los 6 metros cúbicos por segundo y que si el Gobierno de Sánchez no se replantea el tema, irán a la Justicia. Se da la circunstancia de que algunos representantes socialistas y otros de Compromís han sido recibidos con pitos. Pero tanto ellos, como los que han pasado más desapercibidos han terminado detrás de la pancarta. 

También, se han dado cita organizaciones empresariales, que defienden abiertamente el mantenimiento de Tajo-Segura y están contra el recorte de los caudales. Respecto a las organizaciones agrarias, el presidente del Sindicato de Regantes del Acueducto Tajo-Segura Lucas Jiménez ha dicho sin ambages que el tijeretazo que prepara el Gobierno de Sánchez al Tajo-Segura es un recorte «político». El presidente de ASAJA José Vicente Andreo ha denunciando que el Gobierno de Sánchez «asfixia» al campo. El presidente de Riegos de Levante Javier Berenguer quizás ha sido el más explícito, al decir que ellos fabrican alimentos, no joyas.

Una gran pancarta ha coronado el escenario central: ‘Sin trasvase sed, hambre y ruina’. También, carteles contra la Agenda 2030: ‘Su agenda ruina y miseria’, y ‘Nos estamos ahogando y no con agua’ y ‘Sin agua en Levante desierto y paro’ y ‘Recortes Trasvase=Paro’ o ‘Menos Trasvase=Menos Futuro’. Además, una pequeña pero elocuente, que repetía por 3 veces ‘PSOE o Agua, tú decides’.

 

Lo último en España

Últimas noticias